Las mejores películas policiacas: actuales, clásicas, comerciales y desconocidas

Mejores películas policiacas

Realizar una lista de las mejores películas policiacas no es un reto sencillo, debido a la enorme cantidad de películas que pueden englobarse dentro de este género.

Desde los más tempranos comienzos del cine podemos encontrar películas pertenecientes al cine policiaco. Histoire d’un crime, de Ferdinand Zecca, es un cortometraje rodado en 1901 de apenas 5 minutos que, a parte de sus innovaciones formales, es conocido por ser la primera película policiaca de la historia del cine.

El género policiaco permite contraponer con facilidad el clásico conflicto entre las fuerzas del bien y del mal. En infinidad de ocasiones, el protagonista es un policía integro que trata de resolver un crimen. Así, nos encontramos con películas tan icónicas como Los intocables de Eliot Ness (The Untouchables, 1987) de Brian De Palma.

Sin embargo, en un género tan prolífico hay infinidad de variaciones. No siempre se ha representado al policía de un modo tan positivo. De esta manera, nos encontramos con policías honestos pero ambiciosos u obsesivos: Heat (1995) de Michael Mann; que utilizan métodos poco ortodoxos: Jungla de Cristal (Die Hard, 1988) de John McTiernan, Arma letal (Lethal Weapon, 1987) de Richard Donner, El silencio de los corderos (The Silence of the Lambs, 1991) de Jonathan Demme, Tropa de Élite (2007) de José Padilha, Robocop (1987) de Paul Verhoeven, Dos policías rebeldes (Bad Boys, 1995) de Michael Bay; que señalan directamente a la corrupción dentro del departamento policial: L.A. Confidential (1997) de Curtis Hanson, The French Connection (1971) de William Friedkin; o incluso que presentan la figura del policía como un auténtico monstruo: Training Day (2001) de Antoine Fuqua, Harry el sucio (Dirty Harry, 1971) de Don Siegel, Sed de mal (Touch of Evil, 1958) de Orson Welles o Teniente corrupto (Bad Lieutenant, 1992) de Abel Ferrara.

 

PELÍCULAS SOBRE DROGAS

 


DIRECTORES

Uno de los directores más representativos del género policiaco es el francés Jean-Pierre Melville. Es el responsable de un buen puñado de películas policiacas de enorme interés: Círculo Rojo (Le cercle rouge, 1970), El silencio de un hombre (Le Samouraï, 1967), Hasta el último aliento (Le deuxième souffle, 1966), El confidente (Le doulos, 1963).

También es francés Claude Chabrol, uno de los máximos referentes de la Nouvelle Vague. Su herencia fundamental ha sido trasgredir los férreos clichés de las películas policiacas, algo que podemos ver en La dama de honor (La demoiselle d’honneur, 2004), En el corazón de la mentira (Au coeur du mensonge, 1999), La mujer infiel (La Femme infidèle, 1969) o Accidente sin huella (Que la bête meure, 1969).

Viajamos hasta Hong Kong y cambiamos totoalmente de estilo para hablar de John Woo. Dentro del policiaco, Woo representa el más puro cine de acción. Tiros y persecuciones, eso sí, con un estilo personal que lo hizo tan famoso que dio el salto a Hollywood en 1996. Cara a cara (Face/Off, 2001) y Hard Boiled (Lashou shentan, 1992) son una buena muestra de ello. 

David Fincher: Seven (1995), Zodiac (2007); Denis Villeneuve: Prisioneros (Prisoners, 2013), Sicario (2015); Howard Hawks: El sueño eterno (The Big Sleep, 1946), Scarface (1932); o Sidney Lumet: Tarde de Perros (Dog Day Afternoon, 1975), Serpico (1973), son otros directores que nos han regalado grandes películas policiacas. 

 

PELÍCULAS SOBRE CRIMEN

 


 

Mejores películas policiacas modernas (en esta lista no se incluirán películas arriba mencionadas):

Comanchería (Hell or High Water, 2016) de David Mackenzie

 

Misericordia: Los casos del Departamento Q (Kvinnen i buret, 2013) de Mikkel Nørgaard

 

Sin tregua (End of Watch, 2012) de David Ayer

 

El secreto de sus ojos (2009) de Juan José Campanella

 

La noche es nuestra (We Own The Night, 2007) de James Gray

 

Infiltrados (The Departed, 2006) de Martin Scorsese y Infernal Affairs (Mou gaan dou, 2002) de Andrew Lau y Alan Mak

 

Memories of Murder (Salinui chueok, 2003) de Bong Joon-ho

 

Lantana (2001) de Ray Lawrence

 

Negociador (The Negotiator, 1998) de F. Gary Gray

 

Hana-bi (1997) de Takeshi Kitano

 

Fargo (1996) de Joel Coen

 

Lone Star (1996) de John Sayles

 

Sospechosos habituales (The Usual Suspects, 1995) de Bryan Singer

 

Único testigo (Witness, 1985) de Peter Weir

 

PELÍCULAS ANTIHÉROES

 


 

Mejores películas policiacas clásicas:

Chacal (The Day of the Jackal, 1973) de Fred Zinnemann

 

Bullitt (1968) de Peter Yates

 

En el calor de la noche (In the Heat of the Night, 1967) de Norman Jewison

 

El infierno del odio (Tengoku to Jigoku, 1963) de Akira Kurosawa

 

Ascensor para el cadalso (Ascenseur pour l’Echafaud, 1958) de Louis Malle

 

El cebo (Es geschah am hellichten Tag, 1958) de Ladislao Vajda

 

Los sobornados (The Big Heat, 1953) de Fritz Lang

 

Yo confieso (I Confess, 1953) de Alfred Hitchcock

 

El halcón maltés (The Maltese Falcon, 1941) de John Huston

 

El enemigo público (The Public Enemy, 1931) de William A. Wellman


 

ESPAÑOLAS:

Que Dios nos perdone (2016) de Rodrigo Sorogoye

 

La isla mínima (2014) y Grupo 7 (2012) de Alberto Rodríguez 

 

El Niño (2014) de Daniel Monzón

 

No habrá paz para los malvados (2011) y La caja 507 (2002) de Enrique Urbizu

 

Torrente, el brazo tonto de la ley (1998) de Santiago Segura

 

El crack (1981) de José Luis Garci


 

COMEDIAS:

Wrong Cops (2013) de Quentin Dupieux

 

Arma fatal (Hot Fuzz, 2007) de Edgar Wright

 

Loca academia de policía (Police Academy, 1984) de Hugh Wilson

 

Superdetective en Hollywood (Beverly Hills Cop, 1984) de Martin Brest

 

FILMS HUMOR ABSURDO

 

Comparte este artículo

Arturo G. Maiso

Viajero y cinéfilo. Director de Marketing en una plataforma de financiación participativa, CEO de AGM Comunicación Multimedia y director de El Cine en la Sombra.

No hay comentarios

Añade tu comentario