1945 (2017), de Ferenc Török – Crítica

1945

«1945 brilla más por lo que insinúa que por lo que muestra»

En 2015 fue la aclamada El hijo de Saúl (L. Nemes) en Cannes; el año pasado, Jupiter’s Moon (K. Mundruczó) destacando como ganadora en el Festival de Sitges. Parece que el cine húngaro ha encontrado la fórmula para entrar con fuerza en el panorama europeo: una técnica impecable combinada con una marcada visión autocrítica de la historia contemporánea del país y, por extensión, de una Europa de heridas abiertas y graves conflictos sin resolver. Bajo el sobrio y simbólico título 1945 el veterano director húngaro Ferenc Török presenta su nueva película, una acertada parábola sobre la culpabilidad histórica y la fragilidad de una sociedad construida sobre las ruinas morales del evento histórico más devastador del siglo XX.

En un pequeño pueblo a las afueras de Budapest, la vida continúa tras la guerra con la inminente celebración de una boda; sin embargo, el ambiente festivo se ve trastocado con la llegada de dos judíos ortodoxos y la sospecha de que vuelven para recuperar las pertenencias de sus antepasados. La aparente calma de los habitantes se derrumba ante la confrontación de su pasado vergonzoso y aún latente, sacando a relucir sus miserias mientras la sombra de los deportados se va cerniendo poco a poco sobre ellos.

El guion corre a cargo de una de las figuras clave en la cultura húngara contemporánea y destaca por su brillante sencillez. Gábor T. Szántó es principalmente conocido como novelista y ensayista, perteneciente a una generación de escritores judíos de postguerra que ha ayudado a mantener vivo el debate sobre la identidad judía tras la experiencia del Holocausto y los posteriores eventos. Con 1945 firma su primer trabajo cinematográfico (adaptación de un relato corto propio) extendiendo su campo de interés principal hacia las artes visuales. Junto con Török como co-guionista, se llevan el gran mérito de presentar una propuesta cinematográfica increíblemente efectiva, con un dominio impecable de los silencios y los detalles implícitos, que hacen de la tensión de la trama una experiencia tangible sin necesidad de caer en estridencias o dramatismos adulterados. Y, sobre todo, tienen el acierto de manejar una simbología reconocible que permite diseccionar su visionado desde diferentes ángulos, abriendo así la historia a numerosos paralelismos que convergen en una preocupación casi universal: cómo se puede afrontar un presente que se ha cimentado sobre las cenizas de la miseria, cuando además la falta de perspectiva sobre esos cimientos nos conducen irremediablemente a una situación de opresión cíclica y variable.

No es fácil condensar todo el debate en hora y media de película y por ello a ratos 1945 brilla más por lo que insinúa que por lo que muestra. Las tramas secundarias se van difuminando y a veces el espectador tiene la sensación de que el objetivo de la cámara apunta hacia una dirección superficial y equivocada. Sin restarle valor al conjunto, uno puede verse obligado en momentos concretos a sobreentender, rellenar vacíos o, simplemente, incorporar esas aparentes trivialidades a la línea general sin tratar de buscarles más sentido que su compromiso de realidad. No por ello queda afectada la solidez de la película, que queda grabada en la memoria de forma satisfactoria como un ejercicio artístico limpio y profundo, de humilde presencia pero indiscutible belleza.

Sinopsis Un sofocante día de agosto de 1945, los habitantes de un pueblo se preparan para la boda del hijo de un funcionario del ayuntamiento. Mientras, dos judíos ortodoxos llegan a la estación de tren portando dos misteriosas cajas. El funcionario teme que los hombres sean hijos de los judíos que fueron deportados, que vienen a reclamar las propiedades que ahora tienen ellos de manera ilegal, perdidas por sus dueños durante la 2ª Guerra Mundial. Otros lugareños tienen miedo de que vengan más supervivientes y de que éstos representen una amenaza para las tierras y las posesiones que ahora reclaman como suyas.
País Hungría
Dirección Ferenc Török
Guion Gábor T. Szántó y Ferenc Török
Música Tibor Szemzö
Fotografía Elemér Ragályi
Reparto Péter Rudolf, Tamás Szabó Kimmel, Dóra Sztarenki, Bence Tasnádi, Ági Szirtes, József Szarvas, Eszter Nagy-Kálózy, Iván Angelus
Género Drama
Duración 91 min.
Título original 1945
Estreno 16/03/2018

Calificación7
7

Comparte este artículo

1 comentario

Añade tu comentario
  1. julie ida hahn 7 octubre, 2018 at 22:24 Responder

    Excelente película que nos muestra algo que no fue muy destapado a pesar de los años que han pasado de los hechos, la miseria humana que fue naturalizada por todo un pequeño pueblo presentado en este caso y en el que nadie quedó libre de culpa por lo cual todos estaban muy seguros de no ser delatados hasta que aparecen aquellos que fueron los perjudicados o sus descendientes o víctimas de la historia y podrían señalarlos a todos. Con un lenguaje ascético y sin golpes bajos nos muestra la bajeza de una sociedad que aprovechó para apoderarse de los bienes de los asesinados por los nazis y festejó su desaparición. Lástima que duró tan poco en los cines que la mostraron.

Escribe un nuevo comentario