A Silent Voice (2016) de Naoko Yamada – Crítica

A Silent Voice

«Una historia, un fondo moral, una posibilidad de enmendar la propia actitud y un abrir el corazón ante lo infame de la propia actitud. Sin embargo, A Silent Voice es mucho más que todo ello»

A Silent Voice es una película dirigida por Naoko Yamada, a quien no tenía el gusto de conocer. Se trata de una película de animación, con todos los pros y todos los contras. Con ello quiero decir que hay temas que pueden salir más o menos favorecidos según si el formato es de animación, como es el caso, o con actores y actrices de carne y hueso. Esto lo digo porque el tema que trata encuentra en el cine de animación un formato que me genera dudas. Es decir, un tema complejo puede encontrar en el cine de animación un medio adecuado si lo indicado por ese tema se puede simplificar. En cambio, ese mismo tema puede encontrar en el cine convencional, de actores y actrices, una vía que lo haga menos árido. O lo que es lo mismo: el tema que trata A Silent Voice es demasiado delicado para ser tratado en el formato de cine de animación. Se podría decir que el formato hace que la forma de tratar el tema resulte engañoso. Y el tema es realmente complejo, sutil y delicado. Y todo eso lo digo a partir de mi cinefilia occidental. Pero es posible que ante un público más japonés (la película es japonesa), el tema pueda sostenerse perfectamente en este formato.

A Silent Voice trata de una chica muy joven, sordo-muda, que es acosada por sus compañeros de colegio. Entre ellos, un chico, que es el protagonista de la historia. Este chico, años después, ya en el instituto, decide cambiar su actitud. Y toda la película es un desarrollo de este cambio y de los intentos por parte de él por acercarse a la chica. Y además, todo un entorno social y emocional que va acompañando dicho proceso. En este sentido, A Silent Voice cumple con el objetivo. Es decir, una historia, un fondo moral, una posibilidad de enmendar la propia actitud y un abrir el corazón ante lo infame de la propia actitud. Sin embargo, A Silent Voice es mucho más que todo ello. Hay mucha delicadeza, un ritmo, un guión muy trabajado y una puesta en escena que puede hacer que A Silent Voice llegue a resultar una obra de referencia en su género.

Aun con lo que les acabo de explicar, A Silent Voice no gustará a todo tipo de públicos. Y siendo de dibujos animados, tampoco gustará a todos los niños. Les recuerdo que les está hablando un crítico que no es japonés precisamente. Y además, A Silent Voice tiene otro elemento que le va en contra: y es que su duración es larga. Vamos, que hay que tener paciencia, además de receptividad, ante el tema y su puesta en escena.

Lo mejor de la película, por la historia que cuenta, es el fondo moral o ético de lo que trata. Resultaría excelente para maestros, en la escuela, con sus alumnos. Aun así, la película resulta demasiado larga. Hasta es posible que resultara mejor verla por partes.

Valoro de A Silent Voice que es un producto impecable, difícil de digerir si no se está receptivo ante la estética desde la cual se nos cuenta la historia.

A Silent Voice

Sinopsis Shôko Nishimiya es una estudiante de primaria que es sorda y que al cambiarse de colegio comienza a sentir el bullying de sus nuevos compañeros. Uno de los principales responsables es Ishida Shôya quien termina por forzar que Nishimiya se cambie de escuela. Años después, Ishida busca la redención de sus malas acciones.
País Japón
Dirección Naoko Yamada
Guion Reiko Yoshida
Música Kensuke Ushio
Género Animación
Duración 130 min.
Título original Koe no katachi
Estreno 16/03/2018

Calificación7
7

Comparte este artículo

Jesús Gabriel Gutiérrez

Mentor literario. Escritor. Filósofo. Prospectivista y astrólogo. Me interesa la historia y el hilo que sale de ella y nos conecta con el futuro.

No hay comentarios

Añade tu comentario