Cuéntame un cuento

Cuéntame un cuento

Esta vez, he decidido darle la oportunidad a una producción made in Spain, porque aunque quizá sus piezas por separado no lo consiguen, su conjunto forma un engranaje bastante cuidado y ¿por qué no?, visualmente atractivo.

Cuéntame un cuento’ es una miniserie de cinco capítulos que lleva a los personajes de los cuentos infantiles a destapar su lado más oscuro: Los tres cerditos, Blancanieves, Caperucita Roja, Hansel y Gretel, y la Bella y la Bestia. En definitiva, se trata de abordar los tradicionales cuentos desde una perspectiva más adulta.

De primeras, no me parecía un producto atractivo por el riesgo de enfrentarme a una serie demasiado predecible. Al fin y al cabo, todos sabemos que “fueron felices y comieron perdices”.

Además, la organización de los capítulos está basada en la estructura tradicional que caracteriza a los cuentos infantiles. Introducción, nudo y desenlace. De modo que el espectador, previo al visionado de la serie, conoce todos los códigos que se utilizarán. Otro de los miedos: una única línea argumental y una estructura en la que todos los elementos que interaccionan en la pantalla están relacionados entre sí. La sucesión del plano anterior puede llevar a la predicción del siguiente, y así sucesivamente.

Existen dos tipos de espectadores: los que les gusta que el protagonista muera y que los novios no se cansen, y los que les gusta que tengan muchos hijos y que sean felices para siempre. Este último podría ser el perfil de espectador al que esta serie le podría encajar. Pero con un matiz: la serie sumerge al espectador en un relato que utiliza las herramientas propias de un thriller psicológico o una historia de miedo y/o suspense (esto es lo innovador). Los buenos del cuento, tienen una cara oculta, no son tan buenos.

Cuéntame un cuento

Dejando de lado el tema semiótico, debo decir que su composición me ha sorprendido. Si bien no estamos ante una superproducción con una gran dirección de fotografía y una compleja estructura narrativa, la serie hace uso de algunas herramientas que otorgan riqueza: planos detalle que generan intriga, movimientos de cámara que intensifican la acción y mantienen la tensión, etc.

En términos de guion, está claro que éste tipo de series encaja con los amantes del “felices para siempre”. Aun así introduce un elemento que me ha parecido bastante acertado. Es muy común tratar la voz en off como un elemento que estorba y que le quita validez al relato por el hecho de explicar con la palabra y no con la imagen. De todas formas, está vez, la palabra y la imagen logran conseguir la distancia explicativa adecuada para no reiterar lo que se ve con lo que se dice. Creo que ‘Cuéntame un cuento’, logra utilizar esta herramienta de manera apropiada. El espectador va a escuchar una voz, potente y personal que cuenta el cuento tal y como un padre se lo cuenta a su hijo antes de dormir. No obstante las imágenes van a estar narrando una historia que se despega parcialmente del relato de la voz en off.

Cuéntame un cuento’ ha contado con actores reconocidos en el panorama televisivo y cinematográfico español como Michelle Jenner, Aitor Luna, Blanca Suarez, Arturo Vals o Blanca Portillo entre otros. Una buena dirección de actores que es otro aspecto que ha jugado a su favor. Pero en definitiva, pese a todos los pros y los contras a los que se ha enfrentado ésta serie, de nuevo se suma a la lista de los productos audiovisuales que pasan considerablemente desapercibidos para la audiencia.

Cuéntame un cuento

Share this post

Marta Fernández Jiménez

Script en cine y series de televisión. Su sensación preferida es la que le genera estar entre las cuatro paredes de un rodaje. Es graduada en Comunicación Audiovisual y tiene un máster en Dirección de Series de Ficción.

No existen comentarios

Añade el tuyo