El abuelo que salto por la ventana y se largo

El abuelo que saltó por la ventana y se largó

Las ganas de vivir, saborear cada momento como si fuera el último y la importancia del camino por encima de la meta. Así podríamos definir la personalidad de Allan Karlsson, un anciano que acaba de cumplir cien años, y que decide escaparse del hospital geriátrico en el que vive.
Esto sucede la misma noche de su cumpleaños, dejando tirados a los invitados y al mismo alcalde del pueblo, para coger un autobús que le lleve a un sitio cualquiera. Lo importante es huir y volver a sentirse vivo.

La suerte hace que Allan dé en la estación con un joven que le pide que cuide de su maleta. Al ver que llega el autobús y el chico no vuelve, no duda y se lleva la maleta consigo sin saber que en ella hay una importante suma de dinero perteneciente a una banda de traficantes. Así, Allan se ve envuelto en medio de una divertida trama criminal en la que va implicando a toda la gente con la que se cruza.

De esta forma el director Felix Herngren trae al séptimo arte la exitosa novela escrita por Jonass Jonasson, que lleva el mismo nombre: El abuelo que salto por la ventana y se largo. Narrada desde el punto de vista de un anciano que cuenta sus “batallitas”, el director se vale de esa herramienta para lograr la comunión y afinidad perfectas entre el espectador y el personaje protagonista. Abundantes flashbacks nos llevan a épocas pasadas de la vida de Allan. Escenarios tan variopintos como la revolución bolchevique, o situaciones tan excéntricas como salvar la vida a Franco, participar en la fabricación de la bomba de Hiroshima o entablar amistad con Stalin y llegar a ponerle de los nervios.

Durante todo el metraje, el personaje parece inmune al constante peligro que corre, actuando siempre con naturalidad y sinceridad y saliendo airoso de todas las situaciones comprometidas en las que se involucra, algo que recuerda mucho a otros conocidos personajes de la gran pantalla como El Gran Lebowski.

A pesar de que al principio las carcajadas son casi constantes, poco a poco se va creando en el espectador una sensación de “esto ya lo he visto”, y el esfuerzo por mantener la suspensión de la incredulidad se hace más y más grande. Así poco a poco, la película va perdiendo fuerza humorística, y con ella, va perdiendo también interés.

En cualquier caso, el humor sarcástico de El abuelo que salto por la ventana y se largo, hace que el espectador se identifique rápidamente con sus gags y estos sean recordados al salir de la sala. Muy recomendable si se quiere pasar un rato agradable.

Sinopsis Allan Karlsson decide no hacer nada de lo que espera la sociedad de un señor con 100 años. Vestido con su mejor traje y unas pantuflas, se escapa de la residencia por una ventana dejando plantados al alcalde y a la prensa local. No está dispuesto a renunciar al placer de vivir cada segundo y sin saber adónde ir, se encamina a la aventura… A lo largo de su centenaria vida ha tenido infinidad de experiencias de lo más singulares: desde inverosímiles encuentros con personajes como Franco, Stalin o Churchill, hasta amistades comprometedoras como la esposa de Mao, pasando por actividades de alto riesgo como ser agente de la CIA o ayudar a Oppenheimer a crear la bomba atómica. Cuando creía que con su jubilación había llegado la tranquilidad, está a punto de poner a todo el país patas arriba.
País Suecia
Director Felix Herngren
Guión Felix Herngren, Hans Ingemansson (Novela: Jonas Jonasson)
Fotografía Göran Hallberg
Reparto Robert Gustafsson, Iwar Wiklander, David Wiberg
Productora Nice Drama / Buena Vista International (Sweden) / FLX Comedy AB
Duración 114 min.
Género Comedia
Título original Hundraåringen som klev ut genom fönstret och försvann
Estreno 11/07/2014

Trailer

Calificación 6
6

Share this post

Javier Fuentes

Licenciado en Comunicación Audiovisual y especializado en comunicación para Internet y Nuevos Medios. Actualmente realiza servicios freelance de producción de vídeo, community management, desarrollo web y gestión de contenidos multimedia.

No existen comentarios

Añade el tuyo