Embarazados (2016), de Juana Macías – Crítica

Embarazados

«No puedo negar el fascinante carácter cómico de Paco León, pero aun así Embarazados no se salva.»

Recuerdo una serie que protagonizaba Alexandra Jiménez para Mediaset hace unas cuantas temporadas. ‘La pecera de Eva‘ se llamaba. La actriz también protagonista de ‘Embarazados‘ encarnaba a una psicóloga de instituto que tenía las ideas bastante claras. Lo bueno que tenía ese personaje es que rompía un poco con los roles sociales y de género.

Bueno, pues imaginemos que esa psicóloga hubiera tratado el caso de una pareja de treintañeros que viven juntos y quieren tener un hijo y blablablá, y tras múltiples intentos no consiguen embarazarse y blablablá, y recurren a la fecundación invitro tras mucha reflexión y conversación. Imagínense ahora que le añadimos un carácter de comedia típica costumbrista y unos cuantos tópicos sobre la maternidad, los hombres, el sexo, y algo muy “trendring”, un escenario ciertamente hípster. Nada nuevo. Más de lo mismo. Lo de siempre.

Paco León y la ya mencionada Alexandra Jiménez estrenan este viernes una más de las innumerables comedias “románticas” del panorama de nuestro cine. Fran y Alina son una pareja que pasa por la crisis de los 30 y pico y, con ella, el recurrente tema de la maternidad que no llega y sobre la que existen miles y miles de versiones. Ella encarna a la mujer que busca un hijo a toda costa y él representa al “nuevo” prototipo de hombre moderno, ciertamente sensible y con un lado abierto y artístico, un publicista con sentido del humor. Es una pena que la mujer y el hombre siempre tengan que posicionarse en estos roles. Ella la seguridad y la responsabilidad, él la duda y la falta de compromiso o el miedo al futuro. Entre tanto, aparece una becaria gótica (Elisa Mouliaa) aficionada a los objetos sexuales, cuya aparición me resulta anticuada y algo obscena, y la hermana de la protagonista (Ainhoa Airbe), que representa a la mujer-madre del siglo XXI dedicada a sus hijos y a su trabajo.

Es banal y nada innovador establecer siempre los mismos estereotipos del hombre y la mujer en cuanto a la maternidad. Mucho más interesante resultaría si su directora Juana Macías hubiera arriesgado un poco presentando unas posturas opuestas en cada uno. Pero no. Así que con esta mezcla de capitulo largo de telefilm con sello comercial, caras conocidas, intento de estética alternativa y alguna que otra risa justificada, se podría resumir la trama y desarrollo.

No puedo negar el fascinante carácter cómico de Paco León, al cual le resultaría más difícil hacer reír que llorar, pero aun así la película no se salva. Me llama la atención la interpretación de Goizalde Núñez (recientemente vista en la serie ‘Con el culo al aire‘), favorecida por su personaje curioso y fresco. También diría que la banda sonora es emotiva, lo cual es verdad, pero no quiero malentendidos: mi opinión sobre la película está lejos de ser positiva.

Embarazados

Sinopsis Una pareja trata de concebir un bebé pese a algunos inconvenientes: él tiene un esperma pobre, vago y anormal, y ella se encuentra en etapa premenopáusica a pesar de tener sólo 37 años.
País España
Directora Juana Macías
Guión Juana Macías, Juan Moreno, Anna R. Costa
Fotografía Guillermo Sempere
Reparto Paco León, Alexandra Jiménez, Elisa Mouliaá, Karra Elejalde, Alberto Amarilla, Ana Labordeta, Iñaki Font, Ainhoa Aierbe
Productora Audiovisuales del Monte. Kowalski Films. Teoponte P.C.
Género Comedia
Duración 100 min.
Título original Embarazados
Estreno 29/01/2016

Trailer

Calificación3
3

Comparte este artículo

2 comentarios

Añade tu comentario
  1. Carmela 11 mayo, 2018 at 22:19 Responder

    Esta película es muy mala. Me la recomendó una amiga… la misma amiga que me recomendó “el club de las malas madres” no hay derecho… ni izquierdo.
    No se si está muy ambientada a la “española” porque es muy tradicional en sus roles e incluso en la capacidad de “borrón y cuenta nueva” de su protagonista, capacidad que, desde mi humilde punto de vista, roza la humillación y la falta de amor propio, me ha parecido fuera de lugar. La película es mala, el tema es muy amplio y no se le da el peso que merece. El tratamiento al cual se somete la protagonista, es doloroso, invasivo y muchas veces necesita anestesia general, aquí no se ve eso, se presenta de rositas… habiéndose tenido la oportunidad de presentar un tema mucho más conflictivo y actual, podrían haber ahondado en el peso psicológico de este tipo de sometimientos médicos. Mala malísima.

  2. koko 26 agosto, 2018 at 22:30 Responder

    Los dos personajes principales me resultaron odiosos. Alina es pasivo-agresiva y Fran es un machista. Por no hablar del personaje de Ernesto Sevilla, a quien por lo visto solo le gustan las mujeres de 25 años, y las mujeres de su edad le parecen unas viejas.
    Se alimenta el tópico de que las mujeres queremos ser madres a toda costa, y de que los hombres son inmaduros y no quieren comprometerse.
    Lo que sí me hizo gracia fue la actitud irónica de Alina ante las lactantes talibanas del grupo de lactancia de su hermana.

Escribe un nuevo comentario