Foxcatcher (2014), de Bennett Miller – Crítica

Foxcatcher

El águila es la más depredadora de las aves. Símbolo de la victoria a lo largo de la historia. Símbolo nacional de Estados Unidos cuando es calva. “Eagle” es, sin duda, el mejor apodo que se puede adoptar cuando eres un patriota enfermizo con apellido extranjero. Si llegas a la conclusión de que ya no quedan modelos que seguir y tienes el dinero suficiente para regalar sueños americanos, da igual que no tengas madera de líder, ni carisma. Te puedes comprar una.

Cuando tu última medalla olímpica ni siquiera te permite pagar las facturas, te condena al ostracismo entre campeonatos, a entrenar en instalaciones de dudosa categoría, comes demasiada comida precocinada y gastas tus tardes mirando por la ventana y jugando a la Gameboy… Si te llama un multimillonario de Pensilvania y te dice ven, lo dejas todo. Da igual que parezca un poco sospechoso. Al fin y al cabo lo que más le gusta a un millonario (después de sus millones) es la filantropía. Es tu oportunidad y te la mereces.

La gracia de cazar al zorro está precisamente en la búsqueda y la persecución. Los perros persiguen al zorro y el hombre a caballo persigue a los perros, que hacen el trabajo sucio. Cuando se le caza, se acaba la gracia y hay que volver a empezar.

Basada en hechos reales, en ‘Foxcatcher’ nos encontramos ante el enfermizo triángulo compuesto por Mark y David Schultz, campeones olímpicos de lucha libre; y John E. Du Pont, multimillonario fundador del equipo nacional que pretende volver a llevar a este deporte a lo más alto del podio.

Si hay algo que de verdad es un imán en toda esta historia, es precisamente el personaje de John E. Du Pont, el excéntrico multimillonario, maligno disfrazado de benefactor, el águila más depredadora. El eterno segundón, la amargura de la medalla de plata, su mayor logro ha sido recibir una herencia que gasta en comprarse amigos y tanques de guerra. La interpretación de Steve Carell consigue lo que Du Pont no consiguió en su vida: hacer girar las cabezas cuando entra en la habitación.

Nominada a cinco premios Oscar (Mejor Actor: Steve Carell; Mejor Actor Secundario: Mark Ruffalo; Mejor Director; Mejor Guión Original; Mejor Maquillaje y Peluquería), ‘Foxcatcher’ habla de intentar ser feliz con lo que tienes, pero también de tener la sensación de que mereces más. De la necesidad de convertirte en modelo para otros, y a la vez de huir de la sombra que te cobija. De tener la certeza de que sabes más que los que te mandan, pero ellos ponen la pasta.

Bennet Miller se hizo con la Palma de Oro al Mejor Director en el pasado festival de Cannes por realizar este estudio de una mente retorcida, parte integrante de un trío que persigue un mismo objetivo, y cuya consecución supondrá presumiblemente su disolución. Una tragedia shakespeariana reconcentrada (pese a su larga duración) y que te mantiene pegado a la butaca esperando qué es lo próximo que se le ocurre al loco.

Lo mejor: Steve Carell, su desconocido lado dramático. John Eagle Du Pont como personaje. El monstruo que da más pena que miedo. Que todo el drama de esta historia en realidad está en lo que no se dice. La determinación de Mark Ruffalo, sin perder los papeles a lo Hulk; la tristeza de Channing Tatum, la secuencia en la que destruye la habitación del hotel.

Lo peor: Aunque Mark es un campeón olímpico de lucha libre, recibir un bofetón en público supone el punto de inflexión y declive en su relación con Du Pont. Algo me dice que aquí el simbolismo se ha ido de las manos, porque lo más probable es que acto seguido Du Pont se hubiese quedado sin cabeza. Tampoco me gusta que este relato sea consecuencia de una historia muy real. Y que a pesar de que el propio Mark Schultz participó en todo el proceso de la película, el resultado final diste bastante de lo que ocurrió en realidad, según el boxeador.

Sin embargo, para no ser muy fan de las películas de deportistas que se golpean, reconozco que ‘Foxcatcher’ engancha sobretodo por sus interpretaciones y por descubrir el perfil de Du Pont. Aquí la lucha libre es una metáfora: doblegar a tu adversario hasta conseguir lo que quieres. O quizá sea simplemente una excusa para contar la triste historia del pobre niño rico sin talento que tiene que soltar la pasta para comprarse unos amigos.

Foxcatcher

Sinopsis Mark Schultz, medallista de oro olímpico, es invitado por el rico heredero John du Pont para instalarse en su magnífica residencia familiar con el objetivo de ayudarle a crear un campo de entrenamiento de alto nivel. Allí espera tener la posibilidad de concentrarse en su entrenamiento y dejar de quedar siempre detrás de su hermano Dave.
País Estados Unidos
Director Bennett Miller
Guión Dan Futterman, E. Max Frye, Kristin Gore
Música Rob Simonsen
Fotografía Greig Fraser
Reparto Steve Carell, Channing Tatum, Mark Ruffalo, Sienna Miller, Anthony Michael Hall, Vanessa Redgrave, Tara Subkoff, Sherry Hudak-Weinhardt, Guy Boyd, Brett Rice, Jackson Frazer, Samara Lee, Francis J. Murphy III, Jane Mowder, David Bennett, Lee Perkins, Robert Haramia
Productora Sony Pictures / Annapurna Pictures / Likely Story / Media Rights Capital
Duración 134 min.
Género Drama
Título original Foxcatcher
Estreno 06/02/2015

Trailer

Calificación8
8

Share this post

Cristina Sánchez de Pedro

Licenciada en Comunicación Audiovisual, especializada en Coolhunting, Análisis de tendencias y periodismo de moda. Consumidora compulsiva de películas, series y revistas de moda y tendencias. Escritora frustrada transformada en bloggera que vuelca contenidos periódicamente en mamaisproud.com

No existen comentarios

Añade el tuyo