Locke

Locke

La noche cae sobre Birmingham. Ivan Locke sale de trabajar y monta en su coche. En vez de ir a casa junto a su familia, toma la carretera en dirección a Londres. Entre las dos ciudades hay 163 km, un trayecto de hora y media. Éste es el tiempo que dura la película. Nosotros, los espectadores, lo acompañaremos hasta llegar a su destino, en tiempo real, sin salir del automóvil.

De esta manera, y sirviéndose tan solo de llamadas telefónicas y algunas reflexiones, Steven Knight construye un thriller dramático realmente absorvente.

Se encuentra muy influenciada por Buried, el notable experimento de Rodrigo Cortés. Pero es, si cabe, más arriesgada que aquella, pues reduce el suspense y potencia el drama.

Por tanto, se trata una apuesta radical que provocará todo tipo de reacciones. “¿¡85 minutos de un tipo que no sale de su coche!?”. Hay gente, incluso, que cuestiona si es una película, pues tiene mejores condiciones para haberse convertido en una obra de teatro o incluso  radiofónica.

Y es que Locke va contra muchas de las reglas que el cine establece. Pero he aquí lo sorprendente: en semejante desafío, el film sale vencedor.

Con la cámara pegada al rostro de Tom Hardy, este demostrará que no sólo es un actor físico (Warrior, Bronson), sino que es un actor con todas las letras. Impresionante su actuación.

A ello ayuda, y mucho, un excelente guión de un buen guionista. Steven KnightHummingbird ya debutó como director en la irregular (Redención), pero es sobre todo escritor. Su libreto de Promesas del Este o Negocios Ocultos lo demuestran.

Podría pensarse que Locke es una road movie. Se pensaría mal. Porque muy poquito hubiera cambiado la película si en vez de haberse desarrollado en un coche, hubiera transcurrido en una habitación. Las luces pasan, pero siempre son idénticas. Se dejan atrás miles de líneas en la carretera, y son reemplazadas por otras exactamente iguales. El coche, y su personaje dentro, no paran de moverse, pero siempre parecen en el mismo lugar.

Porque lo realmente importante es el viaje interior del protagonista. Tom Hardy, interpreta a un personaje que a pesar de haber cometido un enorme error, de haber destrozado a quienes más quiere, y haber puesto en peligro todo aquello por lo que ha trabajado los últimos 10 años, tiene toda mi admiración (y lástima).

¿Por qué digo esto? Porque su concepto de lo que está bien es absoluto. No mide la conveniencia de actuar bien o mal, y esto lo convierte en un héroe. En un héroe innevitablemente trágico.

Locke

Sinopsis Ivan Locke es un hombre que ha trabajado duro para conseguir el objetivo de llevar una buena vida. Un día recibe una llamada que lo trastoca todo. Desde ese momento se verá envuelto en una delicada situación.
País Reino Unido
Director Steven Knight
Guión Steven Knight
Música Dickon Hinchliffe
Fotografía Haris Zambarloukos
Reparto Tom Hardy, Olivia Colman, Ruth Wilson, Andrew Scott, Ben Daniels, Tom Holland
Productora Coproducción Reino Unido-EEUU; IM Global, Shoebox Films
Duración 85 min
Género Thriller
Título original Locke
Estreno 22/08/2014

Trailer

Calificación7.5
7.5

Share this post

Arturo G. Maiso

Viajero y cinéfilo. Director de Marketing en una plataforma de financiación participativa, CEO de AGM Comunicación Multimedia y director de El Cine en la Sombra.

1 comment

Añade el tuyo

Publica un nuevo comentario