Loving Pablo (2017) de Fernando León de Aranoa – Crítica

Loving Pablo

«En Loving Pablo, Javier Bardem y Penélope Cruz están sencillamente espectaculares, sobre todo el primero»

Sería tremendamente injusto por mi parte escribir toda esta crítica comparando Loving Pablo con la serie de TV Narcos (Netflix), pero resulta algo inevitable, aún así la dejaré al margen. Pablo Escobar Gaviria es un personaje de la historia reciente que no necesita introducción, además, en los últimos años no paramos de ver títulos relacionados con este y otros señores de la droga. El género “True crime” (un híbrido semipolicíaco mezclado con algo de documental) parece estar cada vez más presente en nuestras pantallas (tanto en las grandes como en las pequeñas), y en el algunos casos parece ir derecho al viejo jardín de la telebasura.

Pero dejemos esto de lado (aunque como bien dije, resulta complicado) y centrémonos en Loving Pablo (2017) del madrileño Fernando León de Aranoa. Drama protagonizado por Javier Bardem (en el papel de Pablo Escobar) y Penélope Cruz (Virginia Vallejo), basado en el libro Amando a Pablo, odiando a Escobar de la peculiar periodista colombiana Virginia Vallejo. Coproducción entre España y Bulgaria con la participación de RTVE y Netflix (¿coincidencia?).

En dos horas podemos vislumbrar el auge y caída de uno de los personajes más emblemáticos de finales del siglo XX.; dos horas que pueden dan lugar al entretenimiento o al aburrimiento. Una epopeya; un viaje del héroe contado desde la segunda mitad; el relato de un hombre de familia (padre presente pero a la vez ausente); el cuento del mesías de Medellín; la leyenda del hombre que cambio la Constitución y la esfera política colombiana a su antojo; y la historia del paisa más implacable de los 80 y los 90. Todos estos hombres coexisten en Pablo Escobar Gaviria, y este Pablo Escobar Gaviria existe en Loving Pablo con cierta falta de originalidad.

Retomando esto último, se echa en falta otro punto de vista; vemos el mismo Escobar que en otras partes, el mismo periodo de tiempo, los mismos hechos, los mismos personajes y el mismo enfoque; Escobar sigue siendo el mismo: paterfamilias, héroe paisa y hombre despiadado que no se rinde ante nada ni nadie. Decir que lo que veremos en las salas es casi lo mismo que podemos  ver en nuestros televisores o móviles es un insulto a toda la producción de este film, porque si en algo destaca esta cinta es en la puesta en escena, la dirección de actores y el acting de los mismos.

Aprovecho la mención del acting para centrarme un poco en este aspecto. Javier Bardem y Penélope Cruz están sencillamente espectaculares, sobre todo el primero. La caracterización e interpretación de ambos es estelar, como lo es el trabajo de los dejes. El film está rodado en inglés con un acento colombiano más que presente, además con diferentes colores, para Bardem la entonación es más paisa, antioqueña, medillinense, y para Penélope Cruz, el acento es más caleño. Aunque eso sí, no pueden faltar cierta palabras y expresiones de carácter grosero (que todos reconoceríamos a la primera), curiosamente de las pocas cosas que se dicen en español.

El arco de transformación que sufre Escobar es bien evidente en Barden: su expresión, su rostro, su mirada va cambiando, y vemos el sendero que conecta a un hombre poderoso y vigoroso, a un ser cansado, huidizo y cada vez más apagado. Mención especial al excelente trabajo de Peter Sarsgaard como el agente de la DEA.

En la parte estrictamente técnica poco hay que destacar, salvo la puesta en escena. Bueno, quizás la fotografía, que al no ser efectista ni tan remarcada no te saca de la historia (punto a favor del film, ya que a veces presenciamos películas donde la fotografía tiene más protagonismo que los propios personajes, en mi opinión un error). Del montaje y la banda sonora podemos decir casi lo mismo, están allí presentes pero tampoco brillan con luz propia.

En conclusión, la falta de originalidad le hace perder mucho a este film; si hubiese llegado el primero quizás sería una cinta memorable, pero volver a contar lo que se puede ver en otra parte no tiene mucho sentido, y más si es un tema tan desgastado. No me estoy refiriendo a evitar hacer un film sobre Pablo Escobar, si no hacerlo desde otro ángulo, darle otra pensada, enfocar  de forma diferente los hechos, etc. Uno puede decir: “Ok, pero en la serie de TV (todos sabemos cual) la historia la cuenta un agente de la DEA y en Loving Pablo la cuenta Virginia Vallejo”; es verdad, pero en ambos casos vemos al mismo Pablo, la misma desmesura, el mismo horror, el mismo esperpento y la misma barbarie.

Sinopsis Narra el ascenso y caída de uno de los mayores narcotraficantes de la historia, Pablo Escobar, y su apasionada y tormentosa aventura amorosa con la periodista colombiana más famosa del momento, Virginia Vallejo, a través de su reinado del terror que destrozó un país entero
País España
Director Fernando Léon de Aranoa
Guión Fernando Léon de Aranoa (Libro: Virginia Vallejo)
Música Federico Jusid
Fotografía Alex Catalán
Reparto Javier Bardem, Penélope Cruz, Peter Sarsgaard, Julieth Restrepo, David Ojalvo, David Valencia
Género Drama
Duración 123 min.
Estreno 09/03/2018

Calificación5
5

Comparte este artículo

No hay comentarios

Añade tu comentario