Madame Marguerite (2015), de Xavier Giannoli – Crítica

Madame Marguerite

«Madame Marguerite conforma no menos que un dulce regalo para los ojos de cualquier amante de la música y la historia, una crítica al arte y al propio ser humano.»

Dirigida por Xavier Giannoli, Marguerite nos demuestra una vez más que el cine francés no tiene parangón a la hora de representar los sentimientos y las pasiones humanas, más allá de los valores morales que con su negra tinta se empeñan en manchar las manos de aquellos que toman las peores decisiones, comenzando por la hipocresía y la mentira.

Hermosa y despiadada, este drama teñido de ternura y humor, nos puede llevar de la más alta carcajada a la rabia, o inclusive a la desesperanza, que sólo podrás experimentar si prestas la suficiente atención como para comprender los roles e intenciones de todos los personajes que acompañan a Marguerite Dumont (interpretada por Catherine Frot), desde su propio marido Georges Dumont (André Marcon), el pícaro periodista Lucien Beaumont (Sylvain Dieuaide), el profesor de canto Atos Pezzini (Michel Fau) o Hazel, la dulce concertista (Christa Théret), protagonista de la cobarde historia de amor correspondiente, y que pese a ser el único personaje que aparenta cierta dignidad moral, acaba cayendo en la misma trampa del miedo a las represarías. Sin embargo, el personaje que más puede llegar a sorprender, por irónico que pueda parecer, es el leal mayordomo Madelbos (Denis Mpunga), cuyos límites y verdaderas intenciones no se desvelan hasta el final del metraje, congelando el corazón de cualquiera.

Ambientada en París en 1920, esta película es una oda al esfuerzo personal más allá del ridículo y las críticas profesadas por la sociedad del momento. Giannoli ha sabido empatizar con este carismático personaje de una forma magnífica, defendiendo su orgullo vencido por una fatal enfermedad, de la cual se irán aprovechando de la manera más hipócrita todos los personajes allegados a ella, olvidando la humilde sinceridad que emana de la verdadera amistad, pese al cariño que terminan generando por la frustrada cantante. Es ese arremetedor despojo de principios vendidos al arte lo que consigue hacer estremecerse al espectador, llegando a sufrir una transformación de sus propios sentimientos para con todos los personajes, que a su vez participan de la misma evolución a lo largo del film, alterando sus objetivos e intereses siempre en su propio beneficio. Los felices años veinte parisinos no dejan indiferente al espectador, que puede observar los procesos revolucionarios de la mano del mundo del espectáculo en la capital de la cultura europea durante el pasado siglo.

Marguerite no tiene desperdicio en ninguno de sus aspectos cinematográficos. El excelente guión se ve acompañado de unas magníficas interpretaciones y el cuidado exquisito de la banda sonora, que nos traslada mágicamente a los primeros años del siglo XX. Sin embargo, en este caso, es necesario hacer una especial mención al trabajo de los departamentos de arte y vestuario, que sorprenden envolviendo al espectador en un ambiente totalmente burgués, sin olvidar detalles tan importantes como la presencia de los animales exóticos, reflejo del lujo y ostentación de la alta sociedad francesa del momento, y que a su vez ofrecen una fuerte carga simbólica, confundiendo la voz de Marguerite con los graznidos de los pavos reales (he ahí el símil, Marguerite es un ave que no puede volar, de hermosas plumas y rodeada de lujos, atrapada en sus cuerdas vocales que alejan de ella toda sensación de belleza).

Todo ello conforma no menos que un dulce regalo para los ojos de cualquier amante de la música y la historia, una crítica al arte y al propio ser humano (revolucionario, independiente y desarrollado… pero que de alguna manera no deja de ser un perdedor déspota, traidor y cobarde), bañada de convicciones moralistas que se dejan entrever entre un do y un re desafinados.

Madame Marguerite

Sinopsis Marguerite Dumont es una mujer adinerada, amante de la música y la ópera. Desde hace años canta regularmente frente a su círculo de amigos, pero lo hace absolutamente fuera de tono y nadie se atreve a decirle la verdad. Tanto su marido como sus amigos, se han dedicado siempre a mantener su fantasía. Todo se complica el día que ella decide presentarse frente a un verdadero público en la ópera.
País Francia
Director Xavier Giannoli
Guión Xavier Giannoli, Marcia Romano
Fotografía Glynn Speeckaert
Reparto Catherine Frot, Christa Théret, André Marcon, Michel Fau, Sylvain Dieuaide, Aubert Fenoy
Productora Fidélité Films. Scope Pictures. Sirena Film
Género Drama. Comedia. Ópera. Años 20
Duración 127 min.
Título original Marguerite
Estreno 01/04/2016

Trailer

Calificación8
8

Comparte este artículo

1 comentario

Añade tu comentario

Escribe un nuevo comentario