Por qué no me gusta American History X

Edward Norton

Edward Norton

American History X es una película mediocre.

Sus virtudes como producto entretenido y potente están fuera de toda duda. Pero es esta también una película fácil, tramposa, simplista y plana. No la considero una mala película, pero desde luego no estoy ni de lejos de acuerdo con las alabanzas que público y crítica le han dirigido.

Lo mejor de la cinta viene de manos de Edward Norton, un actor con un talento gigantesco, tanto para la interpretación, como para la elección errónea de sus papeles. Desde que se diera a conocer al mundo con su asombrosa interpretación en Las dos caras de la verdad (donde también se convierte en el eje que sostiene la película), tan sólo ha encarnado a un par de personajes de verdad interesantes (en El club de la lucha, y La última noche).

En American History X realiza una interpretación memorable, pero la película no lo acompaña.

Edward Furlong y Edward Norton

Edward Furlong y Edward Norton

El director es Tony Kaye, quien venía de hacer trabajos en publicidad y videoclips. Esta era su primera película, y su escasa experiencia tras las cámaras intenta ser camuflada bajo recursos que aportan escaso valor a la historia como son el uso del blanco y negro y la utilización de la cámara lenta. Ninguno de sus posteriores trabajos ha sido recibido de manera positiva.

American History X se acerca peligrosamente al terreno del telefilm. Sus recursos para obviar esto ya los hemos nombrado, y su tendencia hacia el melodrama, la lágrima fácil, y las emociones artificiosas es propio de productos destinados a la sobremesa televisiva.

Todos (miento, casi todos) sabemos que la cultura del nazismo, basada en la violencia de una raza supuestamente superior sobre las demás, es detestable y dañina, incluso para quien la adopta. Pero, ¿qué más nos ofrece esta película? Yo, perdonad, no veo gran cosa. ¿Qué el odio genera más odio? Me parece obvio.

Si que veo algo de interés en cierta polémica suscitada entorno a las escenas en las que Edward Norton exhibe todo su odio y toda su fuerza, aquellas en las que hace uso de la violencia. Estas han sido las escenas más alabadas del film, y son realmente potentes. Aunque da que pensar que los momentos “preferidos” del público sean precisamente aquellos en los que lleva a cabo los actos más detestables.

Edward Norton

Edward Norton

Esto viene dado por la sensación de poder que desprende el personaje durante esta parte del metraje. El poder ejerce atracción, y en ese momento el protagonista tiene muchísimo. No nos olvidemos que está en “guerra” contra alguien que no lo está.

Y por supuesto, hay que hablar de American History X como una película tremendamente tramposa. Dos de los momentos clave del film se me antojan injustificados. El primero tiene que ver con la reconversión del personaje interpretado por Edward Norton. Demasiado fácil. Esas cosas pueden suceder y suceden, pero siempre hay más obstáculos personales de los que se muestran.

La segunda, y todavía más grave, viene en el desenlace. Es este un ejemplo de lo que no hay que hacer. La ausencia de una justificación razonable a lo que sucede es alarmante, y se expone de manera precipitada y torpe.

Dicho esto, sólo me queda repetir que no pienso que sea una pésima película. Simplemente, no creo que sea ni de lejos la obra maestra que aseguran que es.

 

Calificación5.5
5.5

Comparte este artículo

Arturo G. Maiso

Viajero y cinéfilo. Director de Marketing en una plataforma de financiación participativa, CEO de AGM Comunicación Multimedia y director de El Cine en la Sombra.

1 comentario

Añade tu comentario
  1. Albert 30 diciembre, 2017 at 03:44 Responder

    Madre mía, para crítica tan poco sustentada y tan poca visión sobre de lo que habla la película.

    Las conversiones, hablando aquí como si uno hubiera hecho l camino y estuviera quejándose de la frivolidad del cine sobre el tema, cuando el mensaje de la película es la razón por la que decide abandonar esa vida.

    El asunto del nazismo es meramente el Macguffin de la película. Vuelva a verla, a ver si descubres de que habla antes de hacer una crítica.

Escribe un nuevo comentario