Verano de una familia de Tokio (2016) de Yôji Yamada – Crítica

«Verano de una familia de Tokio nos habla de la lucha contra el cambio que supone la vejez, el drama del paso del tiempo en una familia y el conflicto que nace de decidir tus prioridades»

Si la familia fuera un factor que al igual que los amigos, la pareja o el trabajo lo pudiéramos elegir, es probable que un alto porcentaje de personas no tendría con quien celebrar la cena de navidad. Sin embargo es la familia la que sin quererlo nos enseña el camino, la que ha dejado marcadas las piedras en las que se han caído para que nosotros no lo hagamos. Es tan valiosa su presencia que siempre es capaz de superar el salto generacional universal.

Es lo que ocurre en Verano de una familia de Tokio. Tras Maravillosa Familia de Tokio, estos entrañables personajes regresan a la pantalla bajo la dirección del veterano Yoji Yamada. De nuevo en clave de humor, Yamada nos habla de la lucha contra el cambio que supone la vejez, el drama del paso del tiempo en una familia y el conflicto que nace de decidir tus prioridades.

La abuela se va de viaje con sus amigas a ver la aurora boreal y el abuelo se reúne con amigos de la infancia para recordar viejos tiempos. Mientras tanto, el resto de la familia debe mantenerse unida para lidiar con estas decisiones que nacen de lo efímero del tiempo. Tras un pequeño accidente con el coche, los hijos se reunirán para definitivamente convencer al abuelo de que deje de conducir. Pero éste no se lo va a poner nada fácil.

Los fundamentos de Verano de una familia de Tokio se enmarcan en el naturalismo y el humor costumbrista. Propio de este tipo de relatos, el drama que subyace en la trama hace potente la narración. De lo contrario los gags no tendrían sentido y no podrían anclarse a la distancia que podrá producir la cultura japonés en espectadores de otras culturas.

Dejando de lado el factor comedia, que como espectadora no me convence, opto por quedarme con el mensaje. El desamparo y la muerte conviven en un espacio en el que nos damos cuenta de que el tiempo es cíclico y que la rebeldía fruto de la adolescencia regresa con fuerza durante la vejez.

Sinopsis Han pasado los años y Shuzo y su esposa Tomiko tiene problemas matrimoniales. Su hijo mayor Konosuke, se pregunta si su padre ya no tiene edad para conducir. Así que con la ayuda de su mujer y de sus hermanos organizan un plan para quitarle el carnet de conducir. Pero alguien reaparece en la vida de Shuzo.
País Japón
Dirección Yôji Yamada
Guion Emiko Hiramatsu, Yôji Yamada
Música Joe Hisaishi
Fotografía Masashi Chikamori
Reparto Satoshi Tsumabuki, Yû Aoi, Kazuko Yoshiyuki, Yui Natsukawa, Isao Hashizume, Takashi Sasano, Masahiko Nishimura, Jun Fubuki, Nenji Kobayashi, Tomoko Nakajima, Yuriko Hirooka, Kôen Kondô, Tsurube Shôfukutei, Fujita Okamoto, Katsumi Kiba, Shôzô Hayashiya, Jiro Dan, Masayasu Kitayama, Yûki Tokunaga, Ayumu Maruyama, Takanosuke Nakamura
Género Comedia
Duración 113 min.
Título original Kazoku wa tsuraiyo 2
Estreno 06/04/2018

Calificación5
5

Comparte este artículo

Marta Fernández Jiménez

Script en cine y series de televisión. Su sensación preferida es la que le genera estar entre las cuatro paredes de un rodaje. Es graduada en Comunicación Audiovisual y tiene un máster en Dirección de Series de Ficción.

No hay comentarios

Añade tu comentario