Cada día (2018) de Michael Sucsy – Crítica

«Misión imposible es para Tom Cruise lo que Cada Día para Angourie Rice; es una película hecha para ella»

A veces, de forma ingenua, incluso de manera casual, la conjunción guión-dirección-puesta en escena, ejecuta un trivial de oportunidades que no sabes muy bien dónde pueden terminar, si en una película desastre, una película de culto o una cinta de mediana calidad que puede acabar fácilmente durmiendo a cualquiera en las sesiones de tarde de Antena 3. Son conjunciones extrañas, con las que cuesta lidiar, porque es necesario una revisión mental profunda para desvelar, por fin, que es lo que realmente ha pasado en nuestra psique y en nuestra piel mientras, atentos (o no), éramos presa de su visionado.

Cada día tiene un corpus complejo, ñoño, pero complejo. En los primeros diez o quince minutos, el metraje solo se limita a seducir al espectador con su baile lento, inspirador, coge tu mano y te conduce hacia dónde quiere: un espacio de comunión, de identificación casi plena con la situación de Rhiannon (Angourie Rice). En esto juega con trampa, porque basta con su rostro, —mitad bello, mitad tristón— para llevarte al fin del mundo. Más difícil, claro, si hay que seducir desde dentro. Pero contra todo pronóstico la película lo consigue (con más facilidad si tienes menos de 35 años). No deja de tener en cuenta el público al que se dirige, pero el grueso del film eleva el listón a media altura; sin llegar al porte elegante de ¿Conoces a Joe Black? (Martin Brest. 1999) pero se distancia de puntillas, sin hacer ruido, del cine púber-infantil contemporáneo. Lo cual no indica que Cada día esté orientada a seguidores de Aronofsky.

Un día cualquiera, en el que todos los estudiantes cogen su coche para ir a clase como de costumbre, Rhiannon consigue entablar conversación con el chico por el que se siente atraída. La conversación parece funcionar; él no juzga el comportamiento de la chica, tiene una mirada limpia, pide disculpas e incluso no usa lenguaje vulgar cada diez minutos. Ese día se saltan las clases para ir a pasar el día cerca de la playa, donde pasean de la mano, charlan de sus intimidades y se besan, convirtiéndolo en uno de los días más felices en mucho tiempo. El chico se despide, cabizbajo, porque intuye que la relación no puede funcionar. Al día siguiente Rhiannon topa con una chica llamada “A” que le revela un curioso secreto: se trata de un ente que no alberga un cuerpo físico, es una misterioso espíritu que necesita ir hospedandose en diferentes cuerpos. Más tarde, Rhiannon tendrá que ir conociendo a “A” desde las distintas formas humanas que le toca ocupar cada día. La sorpresa está servida.

Curiosa película que deleita con su montaje: bien predefinido para no convertirla en una puzle que arruinaría la tarde a unos cuantos Centennials, pero si se suma al divertido juego de ir comprendiendo la trama mientras avanza la historia, lo cual deja que tu mente trabaje, eso sí, con calma y sin grandes explosiones creativas. Misión imposible es para Tom Cruise lo que Cada Día para Angourie Rice; es una película hecha para ella.

En cuanto a lo más destacable me quedo con ese olor a cuento metafísico-romántico que deja cierto “quiero más” a explorar las posibilidades de lo que significa enamorarse de la propia existencia, del lado humano de otras personas sin que importe, o al menos parcialmente, su apariencia física, o rizando aún más el tirabuzón, mutando de una apariencia a otra. Pero, ¿acaso las personas somos siempre las mismas? Por suerte, todas cambiamos. En cuanto a lo menos destacable, quizá esa esa obsesión por mostrar una dulce lolita en todas las secuencias, y por supuesto, como no podía ser de otra manera, su previsible final.

Sinopsis Rhiannon es una adolescente de 16 años que se enamora de un misterioso espíritu llamado “A”, que se despierta en un cuerpo diferente cada día. Sintiendo una enorme conexión, Rhiannon y A intentan verse, sin saber qué o quién les traerá el nuevo día. Cuanto más se enamoran el uno del otro, la idea de amar a alguien que es una persona diferente cada 24 horas empieza a pasarles factura, llevándoles a tomar una decisión que cambiará sus vidas para siempre.
País Estados Unidos
Dirección Michael Sucsy
Guion Jesse Andrews
Música Elliott Wheeler
Fotografía Rogier Stoffers
Reparto Angourie Rice, Justice Smith, Maria Bello, Debby Ryan, Colin Ford, Lucas Jade Zumann, Owen Teague, Jacob Batalon, Ian Alexander, Katie Douglas, Amanda Arcuri, Jake Sim, Charles Vandervaart
Género Romance
Duración 95 min.
Título original Every Day
Estreno 20/04/2018

Calificación6
6

Share this post

Santiago Jurado

Natal de Madrid (1984). Pedagogo, Dromomaníaco y coordinador de Proyectos educativos. Interesado en las herramientas visuales como agente didáctico en las aulas. Estudié guión de cine en Fuentetaja Literaria y diseño con 3DStudio Max en el centro Nuevas Tecnologías de Madrid. Practicante de Yoga, Mindfulness y Senderismo. Adoro los movimientos contraculturales, la escritura no lineal, el baile improvisado y la naturaleza salvaje.

No existen comentarios

Añade el tuyo