COUNTERPART: Una gran serie de espionaje (2017-2019)

Tras el buen sabor de boca que dejó entre los aficionados al mundo del espionaje, Los tres días del cóndor (1975) de Sydney Pollack, que por cierto ha conocido una correcta versión para televisión en 2018, las series se fijan en el oscuro mundo de los espías y llega el éxito de público de Homeland (2011-2020), muy desigual e irregular a lo largo de sus 8 temporadas. Por suerte y posteriormente han llegado magnificas series de espionaje de gran calidad de las que ya hemos hablado aquí en EL CINE EN LA SOMBRA como THE AMERICANS y OFICINA DE INFILTRADOS. Aunque a diferencia de las anteriores, esta se sitúa claramente en el mundo de la ciencia ficción.


ARGUMENTO

El creador de la serie, Justin Marks, tras un par de películas, algunos cortos y trabajos para la televisión, se embarca en esta compleja serie de ciencia ficción y espionaje. Al frente de un equipo de hasta 8 guionistas en el que ejerce la función de Guionista de Continuidad y en el que habría que destacar a las afamadas Gianna Sobol (12 episodios) y Maegan Houang (10 episodios), nos ofrece a lo largo de 2 temporadas y 20 episodios, una de las más sorprendentes series de espionaje de las últimas décadas.

El argumento, sumamente original, nos cuenta como tras un fallo en un laboratorio experimental del Berlin de la posguerra, se duplica la ciudad existiendo simultáneamente en dos mundos paralelos conectados por una especie de puerta virtual. A partir de ese momento, vemos como todos los personajes se desdoblan en cada mundo sufriendo pronto variaciones que los diferencian. Ante el temor de que uno de los mundos pueda influir en el otro, empiezan a mandar a agentes que vigilen que la situación esté controlada. Esta es la muy interesante premisa que origina una compleja trama en la que vemos como el protagonista principal Howard, descubre que trabaja en una organización que oculta precisamente el acceso a ésa dimensión paralela, la Contraparte del titulo original, y se ve envuelto en un mundo de intrigas, donde la única persona en quien puede confiar es en su “otro yo” de esa nueva dimensión o quizá ni en él …


INTÉRPRETES

Con este planteamiento es evidente el gran peso que recae sobre los actores, que tienen que ser capaces de mostrarnos la diferente evolución sicológica no por su voz, idéntica en los dos casos, ni por su vestuario, sino por uno de los elementos no suficientemente valorados en los actores actualmente, por la composición del personaje en el espacio. Pronto se producen grandes diferencias entre las personas en cada mundo paralelo, mas ambiciosas, mas poderosas o mas tímidas. Es el caso de Howard, interpretado por el gran actor J. K. Simmons. Basta ver como se mueve, como se asienta en la habitación, lejos de cualquier histrionismo en los gestos, para saber ante cuál de los dos personajes nos encontramos. Es un verdadero placer observarle en la composición de ambos personajes, con sus ricos matices sin gesticulaciones exageradas. Y aunque la serie ayuda en ocasiones con vestuarios diferentes, en otras juega al engaño pero siendo siempre honesta en el planteamiento. No es Howard el único protagonista sometido a tal dualidad, por ello la serie se convierte en un gran ejercicio actoral de primera categoría.

Por todo ello, las interpretaciones se convierten en uno de los pilares de la serie, debiendo mencionar a un nutrido grupo de grandes actores en el que destaca el ya mencionado J. K. Simmons, que cuenta con una dilatada experiencia de mas de 200 personajes a lo largo de series y películas, resaltando entre las primeras The Closer (2005-2012) como ese duro Jefe de la Policía de Los Angeles, o mas recientemente en el cine con Whiplash (2014) como profesor de música, o el sensible Sebastian de Worlds Apart (2015). En el apartado de las actrices hay que reseñar la presencia de Olivia Williams magnifica también ante una protagonista desdoblada en dos personajes completamente diferentes y claramente identificables así como la bellísima iraní Nazanin Boniadi, que ya llamó nuestra atención en Homeland, que nos ofrece aquí nuevamente una gran interpretación.


EN RESUMEN

Un brillante planteamiento guiado con mano maestra y dotado de un gran ritmo, que mantiene el interés a lo largo de las dos temporadas, lo que unido al buen pulso en las secuencias de acción, tan importantes en una serie de espionaje, hacen que se siga con un interés creciente. Doblemente premiada en 2018 con un Emmy y un SXSW por el magnífico diseño de sus títulos de crédito, nominada en varias ocasiones como mejor serie y al mejor actor principal para J. K. Simmons, nos encontramos ante una de las series mas originales e interesantes de los últimos años, con una propuesta rica en matices, unas interpretaciones excepcionales, extraordinariamente sugerente y muy entretenida.

Calificación9
9

Share this post

Chusé Inazio Felices

Fundador en su juventud, en la Zaragoza de los años 80 junto a otros apasionados del cine, de la Cooperativa Cinezeta, con la cual dio sus primeros pasos en el mundo del Súper 8, ha mantenido siempre un profundo interés por el mundo cinematográfico que, entre otras cosas, se ha puesto de manifiesto en sus escritos para la prensa a través de sus colaboraciones para El Siete de Aragón creando la sección Cuadernos desde el Guadarrama y posteriormente, en la publicación de su libro Aragón desde el Guadarrama (1993), en el que podemos leer artículos como Mujeres, Guiones y Cintas de Video o Aragoneses de Cine, donde da muestra de su cinefilia. Partidario de la máxima de su compatriota Baltasar Gracián, siempre se ha propuesto escribir críticas breves pero concisas y rigurosas a tono con los tiempos que vivimos y la falta de tiempo que nos abruma. Interesado por un cine diferente, ya sea de otros países o culturas, el anime y por supuesto el cine negro y el clásico.

1 comment

Añade el tuyo

Publica un nuevo comentario