Entrevista a Alaska y Mario Vaquerizo

Alaska y Mario Vaquerizo

Uno de los matrimonios artísticos más carismáticos del panorama musico-televisivo se acercaron para hablar con nosotros acerca de ‘Hotel Transilvania 2’, a la cual prestan sus voces. La entrevista se desarrolla de manera cercana y natural, convertiéndose casi en una conversación entre amigos.

¿Qué os ha llevado a repetir la experiencia del doblaje?

(Alaska) Bueno, es que si repites es porque te gusta, el milagro es que te vuelvan a llamar.

(Mario) Es un regalo, siempre lo decimos. Cuendo nos llamaron para la primera, no nos lo creíamos, porque nosotros no somos profesionales del doblaje y hay que pasar una prueba. No decimos que sí a todo lo que nos ofrecen, pero la historia estaba dentro de nuestro universo personal.

¿Qué dificultades habéis encontrado?

(Mario) La primera vez, lo enfrenté con mucho pudor, con mucho miedo. Tú no, porque tú eres actriz (le dice a Alaska).

(Alaska) Yo había doblado, pero a mí misma.

(Mario) Hemos tenido la suerte de estar muy bien dirigidos por el director de doblaje. El doblaje es una profesión. Fuimos interiorizando el personaje, encontrando las voces, que son esencialmente lo contrario a las nuestras. Alaska, por ejemplo, es pausada, tranquila, nunca dice una palabra más alta que otra.

(Alaska) Fue un reto. Encontrar una voz que no es la tuya. Yo no hablaría jamás así. Esta segunda vez ya lo sabíamos.

(Mario) Escuchábamos al personaje.

(Alaska) Hay una regla en animación que dice que no se pueden cambiar las voces de los actores para no confundir a los pequeños, asi que para bien o para mal, vamos a estar ahí en la tercera, la cuarta, las que sean (risas).

La primera película, ¿La vistéis antes comenzar el doblaje?

(Alaska) No, es que no estaba hecha.

(Mario) El proceso de rodaje de una película de animación es muy diferente a la de una película de acción real. Te van mandando los dibujos, que muchas veces están sin terminar.

(Alaska) Yo recuerdo haber puesto voz a un esbozo en blanco y negro que tenía sólo perfilada la boca.

(Mario) Te dan la esencia del personaje y el guión para que te metas en situación.

(Alaska) Pero no la ves hasta que está terminada. La diferencia es que en norteamérica los animadores trabajan sobre la voz de los actores, y no al revés. Eso es maravilloso.

¿Qué os parece cuando la gente dice “oye, esta película la doblan Alaska y Mario”?

(Alaska) Eso puede ser bueno y malo. Si a la gente le caes bien dirán: “vamos a ver la película, que la doblan Alaska y Mario, o Santiago Segura, o Dani“. Pero si a alguien le cae mal Santiago, o le cae mal Dani puede dedir “no vamos a ver ésta película porque la dobla Santiago o Dani“. Es un arma de doble filo.

(Mario) Pero también es verdad que el que vaya a ver la película porque le gusta Mario Vaquerizo, no se va a encontrar con Mario Vaquerizo, porque yo estoy interpretando.

(Alaska) Sobre todo somos espectadores y todos sabemos lo que es que un mal doblaje te estropee una película. Hay que transmitir que es un trabajo de actores, aunque no se nos vea y estén presentes sólo nuestras voces.

¿Qué os lleváis de ésta experiencia?

(Alaska) La experiencia en sí misma ya vale la pena. Formar parte de un proyecto que te gusta, con eso es suficiente.

(Mario) A lo mejor si me hubieran llamado a mí para doblar un documental de National Geographic también lo habría hecho (risas). Suena muy manido, pero éste es nuestro mundo. Nos encantan los monstruos. Los buenos monstruos no se diferencian en nada con las buenas personas y yo creo que es lo que se traslada en ésta película.

¿Alguna anécdota divertida?

(Mario) En pleno mes de agosto, con un calorazo que no te puedes imaginar, me comí una ensalada y una pechuga de pollo (risas).

(Alaska) Yo protesto en alto que en esta segunda película la pandilla esté formada exclusivamente por chicos. La tercera debería tener una pandilla de chicas, porque hasta Mavis está un poco relegada. Y si encima entra Arturo Fernández ya como el gran patriarca, para qué queremos más. En la tercera nos vengamos las chicas.

Leer crítica ‘Hotel Transilvania 2

Comparte este artículo

Lara Noguera

Estudió comunicación audiovisual y un máster en desarrollo de videojuegos, es una dibujante aficionada y amante de la música.

No hay comentarios

Añade tu comentario