Espejos de la vida y el cine, ecos y reflejos

Reflejo cine

Que vuelvan los héroes, los de verdad. En tiempos asesinos el cine coge el testigo y con buenas películas trata de rehabilitar al ser humano de su propia condena.

La eterna lucha del bien contra el mal, ese no bajar la guardia.

Elemento este de Catarsis para sobrellevar el peso de la vida, donde las más bajas pasiones cohabitan en nuestra identidad pasajera. Mientras miramos la pantalla, nos miramos pues somos espejos.

El cautiverio dentro y fuera de nosotras mismas nos recuerda eso del libre albedrío.

Pero también reímos, nos divertimos para compensar la partida, la de los días que se van mientras vienen otros. Saboreamos amores que se nos presentan y a veces hasta nos quitamos el disfraz, pero no mucho.

Esa actuación vital constante desgasta, se ha convertido en algo interiorizado, crónico y preocupante. Llevamos toda la eternidad en nuestra propia película y el cine lo sabe, pero cuanto de autenticidad poseemos, cuantas ganas tenemos de ser auténticos en nuestros actos y pensamientos.

Mientras te cuentan de que va esta o aquella serie, nos gustaría también que nos contasen de que va esto de vivir.

Una vez de camino mis ojos a la tele me vieron y no era yo. Sería una de esas que pululan por la pantalla, la cosa es que me pasa muy a menudo.

Ojala jugásemos más al cinema y aprendiésemos que igual que los tipos de la tele resucitan las veces que quieran, nosotras también podemos hacerlo con nuestros sueños y objetivos, hablo de no rendirse.

O dicho de otra manera la convicción de que podemos y debemos ser mejores pero sin dejar de vigilar nuestras debilidades. Esto concretamente lo decía Rosa Montero en su estupendo y clarificador artículo El verdugo matando, el poeta cantando.

Mi debilidad es el séptimo arte y mi fortaleza, espero que sea como en las películas, una bien chula y bonita, con dragones y mazmorras, barricadas y vaqueros, indios y samuráis, lunáticos y cuerdos de atar. Sí joder, quiero que sea muy ecléctica y, a ser posible, que silben pajaritos mientras las nubes se apagan y vamos clareando. Espero que sean ecos y reflejos de la luz que irradiamos cuando compartimos este séptimo vicio.

Reflejo cine

Comparte este artículo

No hay comentarios

Añade tu comentario