Gernika (2016), de Koldo Serra – Crítica

Gernika

«Gernika es refinada y elegante. El tema tratado y su resolución, así como la interpretación de María Valverde, es casi seguro que llevarán a esta película a tener una presencia notable en las nominaciones a los premios Goya.»

El bombardeo de Guernica por la legión Cóndor fue un hecho que, quizá por su elevada dosis de cruda realidad, ha sido esquivado por el Séptimo Arte. Tan solo el tótem cultural Fernando Arrabal se atrevió a tratar el acontecimiento en El árbol de Guerncica (Francia, 1975). En ella, el polifacético artista reflejaba con su particular estética y trasfondo psicoanalítico un romance ambientado durante la masacre del pueblo vasco. Producida en Francia, El árbol de Guernica se situaba como una pieza única en cuanto al hecho concreto dentro de la Guerra Civil Española se refiere.

Traspasando la frontera francesa, es un director español llamado Koldo Serra el que se propone volver sobre tal acontecimiento después de que hayan pasado cuarenta años desde la realización de la obra de Arrabal. Con una estética que escapa de los tonos desoladores de la tradición del cine español de Guerra Civil, el director vasco nos trae a la gran pantalla otro romance inmerso en el caos de la matanza del 26 de abril de 1937. El estilo de este nuevo tratamiento de los hechos es totalmente clásico. Una historia de amor que sigue los pasos típicos de confrontación y dudas para con el otro; génesis de un amor que parecía imposible; clímax del sentimiento entre las dos personas. Celos y obstáculos de por medio, por supuesto. María Valverde interpreta a Teresa, una editora en tiempos de conflicto que se verá atraída por Henry, un periodista norteamericano decadente y alcoholizado que tiempo atrás fue un escritor reputado. A partir de ahí, la conexión entre ambos tendrá que hacer frente a la presión desbordante de la guerra.

La citada huída de la estética parduzca del cine de guerra civil es consciente y premeditada, tal como aclara el director de la película. Está realizando, según nos cuenta, un film más “a lo Segunda Guerra Mundial” que inspirado en el cine de Guerra Civil. Esto es algo que no le justifica para desligarse de toda una tradición temática y traumada por el conflicto nacional. Una tradición que tuvo su apogeo avanzada la segunda mitad del siglo XX y que parece resurgir en el nuevo milenio con títulos como Pa negre (Pan Negro, Agustí Villaronga, España, 2010) o la propia Gernika. A pesar de someterse a unas soluciones formales muy diferentes, en Gernika siguen presentes los posos de la guerra.

El elenco de actores que interpretan a los personajes de la cinta está orientado a ofrecer frescura a un tema ya manido. Gran parte de ellos, como Ingrid García Jonsson, Alex García o la protagonista María Valverde son intérpretes cuya presencia en el joven cine nacional es constante. Por si esta elección de casting no fuera suficiente para tener un público asegurado, Koldo Serra recurre a los ya curtidos James D’Arcy y Jake Davenport. De todos ellos, es María Valverde la única cuyo arco dramático se hace notable a lo largo del film. Mientras los demás permanecen estáticos y enquistados en una actuación mecánica, la evolución de la actriz madrileña, que va desde la frialdad más absoluta de los funcionarios a una apertura sentimental y emocional muy amplia, que abarca desde la pasión romántica hasta el sufrimiento más atroz, es la más destacable de entre todas ellas. Esto es algo que da muestras de una euritmia y un genio que, si bien María Valverde no ha hecho explotar de manera directa con ninguna actuación exuberante, sí ha demostrado que cada vez va dando pasos más grandes en su carrera.

Gernika, en definitiva, es una obra ya no espectacular, pero sí refinada y elegante. Llevada con mesura y prudencia, a base de planos equitativos y un par de planos secuencia para regodeo formal, esta obra de Koldo Serra es más que probable, teniendo en cuenta el gusto de la Academia, que sea destacada como una de las obras españolas más distinguidas de este año. El tema tratado y su resolución, así como la mencionada interpretación de María Valverde, es casi seguro que llevarán a esta película a tener una presencia notable en las nominaciones a los premios Goya.

Gernika

Sinopsis Una historia de amor alrededor de la población vasca bombardeada por la aviación nazi en abril de 1937 durante la Guerra Civil Española. En ese contexto, la joven Teresa (María Valverde), una editora de la oficina de prensa republicana chocará con Henry (James D’Arcy), un periodista americano en horas bajas que está cubriendo el frente norte. Teresa, cortejada por su jefe, Vasyl (Jack Davenport), asesor ruso del gobierno republicano, se sentirá atraída por el idealismo durmiente de Henry y querrá despertar en él la pasión por contar la verdad que un día fue su único objetivo.
País España
Director Koldo Serra
Guión José Alba, Carlos Clavijo Cobos, Barney Cohen
Fotografía Unax Mendia
Reparto María Valverde, James D’Arcy, Jack Davenport, Burn Gorman, Irene Escolar, Ingrid García Jonsson, Julián Villagrán, Álex García, Joachim Paul Assböck, Bárbara Goenaga, Víctor Clavijo, Natalia Alvarez-Bilbao
Género Bélico
Duración 110 min.
Título original Gernika
Estreno 09/09/2016

Trailer

Calificación6.5
6.5

Comparte este artículo

Pablo Castellano

"-¡Qué extraña forma de hacer la cama! -Lo vi en una película. Para eso sirven las películas!"

No hay comentarios

Añade tu comentario