Malas madres (2016), de Jon Lucas y Scott Moore – Crítica

Malas madres

«Mediante la explotación de tópicos, Jon Lucas y Scott Moore nos presentan una avalancha de gags vulgares carentes de ingenio. Malas Madres es una comedia desesperada por encontrar la risa a cualquier precio.»

En 2009, Jon Lucas y Scott Moore escribieron el guión de Resacón en Las Vegas, una de las comedias más célebres de la década pasada. El éxito de esta cinta les ha permitido seguir un estilo de comedia muy definido, acentuando que el éxito de dicha película fue un golpe de suerte. Para su segundo filme tras las cámaras, el dúo realiza su primera incursión en el mundo femenino, habiendo agotado los estereotipos masculinos en tiempos pasados.

La premisa sobre la que se cimienta Malas Madres es: ¿qué pasaría si las madres se cansasen de su agotadora rutina y decidiesen vivir en continuo desenfreno? Para resolverla, se nos introduce a Amy, una madre perfecta que decide rebelarse contra la prepotente presidenta de la asociación de padres y madres. Desde entonces, Amy deja de desempeñar sus tareas diarias, ya sea ir al trabajo o ayudar a sus hijos con los deberes. Subversión que la lleva a desfasar junto a sus nuevas amigas en lugares comunes como puedan ser el supermercado, las actividades extraescolares o el concurso de pásteles del colegio. Situaciones habituales para cualquiera que tenga descendientes.

Como se puede apreciar en su filmografía anterior, Jon Lucas y Scott Moore están especializados en exprimir los clichés referentes a una generación y este caso no es una excepción. A las situaciones tan tópicas, hay que añadirle los personajes estereotipados y carentes de toda tridimensionalidad. Todos los personajes femeninos tienen un solo rasgo característico, que se llevará al extremo. Algunos ejemplos que podemos encontrarnos son la madre perfecta, la ingenua, la promiscua o la dominadora. El problema viene cuando el tratamiento de estos personajes se hace de manera simplista, sin siquiera haber intentado revisitar estos estereotipos. Hecho que se subraya con los varones, siendo el macizo, el adúltero, el machista o el nerd los individuos que constituyen el universo creado. Este acercamiento puede resultar ofensivo, pues aunque sea una comedia, no todo vale.

Con este arquetipo de personajes, su humor va en la misma dirección: la vulgaridad. La construcción de las escenas cómicas consiste en seguir la técnica de acoso y derribo, abrumándonos con una cantidad ingente de gags con un ratio de eficacia muy bajo. Los supuestos gags son representativos de un humor primitivo y carente de ingenio. El guión no ofrece un equilibrio entre su mirada gamberra y la ambición emocional, buscando la constante hilaridad de manera forzada.

Esta percepción de humor artificial se enfatiza con la pobre interpretación de Mila Kunis. Su actuación es postiza en todo momento, lo que hace que no resista el peso de llevar la película a sus espaldas. Su interpretación es exagerada, viéndole especialmente las costuras en el momento en que la película vira hacia un tono más emocional. Junto a Mila Kunis, hay un extenso elenco de actrices, del que destaca la vis cómica de Kathryn Hahn y Kristen Bell. Teniendo en cuenta el pobre guión que tienen entre manos, su compenetración genera la poca diversión del filme.

Pese a todo, quienes conozcan las obras anteriores de Jon Lucas y Scott Moore no se sentirán engañados. El humor y la dirección son tan soeces como perfectamente reconocibles. Aunque parecen no entender que intentar dar una vuelta a los tópicos e utilizar un humor histérico no está reñido con la calidad. Hace cinco años, Paul Feige y Kristen Wiig consiguieron con los mismos ingredientes la estimable Bridesmaids, una comedia sólida y bien construida. La diferencia es una cuestión de respeto hacia los espectadores. Malas Madres no les tiene en cuenta, y sin su contribución, no hay risas.

Malas madres

Sinopsis Como la mayoría de las madres modernas, Amy cuida de todos menos de ella misma. Su vida es perfecta: un matrimonio feliz, hijos de sobresaliente, una casa preciosa y un pelo perfecto los 365 días del año. Pero todo esto es solo apariencia y Amy está a punto de estallar: sobrecargada de trabajo y de compromisos y demasiado cansada para aguantar una sola petición más, arrastra a otras dos madres superadas a un atracón de locura, libertad, y diversión. Pero se cruzan con la líder de la asociación de padres y madres, una devota del ideal de ‘madre perfecta’.
País Estados Unidos
Director Jon Lucas, Scott Moore
Guión Jon Lucas, Scott Moore
Música Christopher Lennertz
Fotografía Jim Denault
Reparto Mila Kunis, Kristen Bell, Kathryn Hahn, Annie Mumolo, Jada Pinkett Smith, Christina Applegate, Eugenia Kuzmina, Emjay Anthony, Christina DeRosa, Jay Jablonski, Billy Slaughter, Mike R. Moreau, Hawn Tran
Productora Block Entertainment / Merced Media Partners / PalmStar Media / STX Entertainment
Género Comedia
Duración 101 min.
Título original Bad Moms
Estreno 29/07/2016

Trailer

Calificación3
3

Comparte este artículo

Carlos Chaparro

Estudió Comunicación Audiovisual, permitiéndole trabajar en su pasión: el cine. Un amor incondicional que nació al descubrir a Patricia y Michel paseando por los Campos Elíseos.

No hay comentarios

Añade tu comentario