Utopia

utopia

Gran Bretaña se ganó mi respeto cinéfilo incluso antes de que yo naciera. Concretamente, en septiembre de 1960, cuando Inglaterra se convirtió en la patria de Colin Firth. Nada más que por eso, todo lo que sea inglés a mí ya me suena bien.
Sin embargo, en lo que a series se refiere, suelo consumir más productos americanos, por lo que en el ámbito seriéfilo anglosajón estoy más desentrenada. Aunque eso sí, lo poco que veo, me acaba enamorando. Es el caso de ‘Utopia’.

El responsable de su emisión es el canal Channel 4, conocido por dejarnos boquiabiertos en 2011 cuando emitió ‘Black Mirror’, aquella serie sobre la era tecnológica que se caracterizaba por el mal cuerpo que nos dejaba al final de cada capítulo, cuando no parábamos de pensar qué pasaría si lo que acabábamos de ver fuera real. Bien, pues exactamente lo mismo ocurre con ‘Utopia’.

La serie nos presenta a un grupo de personas un tanto peculiares –o lo que comúnmente podríamos denominar como frikis–, fieles seguidores de una novela gráfica, apenas conocida, llamada ‘Utopia’. La novela en cuestión, dibujada por un hombre durante su estancia en un psiquiátrico, muestra ciertos experimentos y teorías conspirativas que, presuntamente, podrían ser reales. Obviamente, eso es lo que firmemente cree el grupo de protagonistas.
Este es el punto de partida, el resto es algo que hay que ver por uno mismo. Además, no quiero spoilear a nadie que esté leyendo este artículo porque tengo la esperanza de que os sirva para comenzar a ver la serie, y que seáis vosotros mismos los que descubráis todo lo que ‘Utopia’ tiene para ofreceros.

Eso sí, fuera del argumento propiamente dicho, hay algo que destaca por encima de todo: su fotografía. Y es ahí, en mitad del ensimismamiento en el que nos sumimos nada más empezar cada capítulo, cuando empieza a sonar su banda sonora. Se trata del cómputo de sonidos más extraño que se pueda oír en una BSO –al nivel de ‘American Horror Story’–. Todo ello coronado con unas muy correctas actuaciones, de entre las que destaca, sobre todo, Neil Maskell (Arby).

Ahora bien, no es oro todo lo que reluce: Channel 4 anunció en octubre que cancelaba la serie tras el final de su segunda temporada debido al considerable descenso de los índices de audiencia. Ese motivo parece no haber sido suficiente para los fans más conspirativos, que defienden la teoría de que el motivo de la cancelación de ‘Utopia’ reside en su trama.

Aunque no soy muy dada a recomendar series que han sido canceladas porque siempre suelen tener desenlaces acelerados y desastrosos, con ‘Utopia’ hago una excepción. Enganchaos a ella. No dejéis que su cancelación os prive del disfrute que os brindarán sus dos temporadas, cuyo final, os aseguro, es bastante menos desastroso e inconcluso que el de otras series sin cancelación repentina –Lindelof, Abrams, ¿todo bien por ahí? –.
A los que ya la hemos probado y nos hemos quedado con ganas de más, pensad que siempre tendremos la oportunidad de volver a escuchar ese “Where’s Jessica Hyde?” cuando la HBO se ponga manos a la obra en 2015 con el remake americano. Solo nos queda esperar que su director, el genial David Fincher, decida también continuar la historia que un día Dennis Kelly empezó.

utopia

Sinopsis ‘The Utopia Experiments’ es una novela gráfica de culto. Se dice que el autor, un maníacodepresivo, conoce los secretos de las catástrofes más terribles del planeta.
País Reino Unido
Creador Dennis Kelly
Director Marc Munden, Alex Garcia, Wayne Yip
Guión Mark Aldridge, Dennis Kelly, Huw Kennair-Jones, Clare McDonald
Música Cristobal Tapia de Veer
Fotografía Ole Bratt Birkeland
Reparto Nathan Stewart-Jarrett, Alexandra Roach, Neil Maskell, Michael Smiley, Paul Higgins, Geraldine James, Adeel Akhtar, James Fox, Fiona O’Shaughnessy, Alistair Petrie, Stephen Rea, Rose Leslie
Productora Channel 4
Género Thriller
Año 2013-2014
Duranción 2 temporadas. 12 episodios. 60 minutos por episodio.
Título original Utopia

Cabecera

Share this post

Silvia Martínez Gómez

Siempre había querido ser presentadora, así que me gradué en Periodismo en la Universidad Jaume I de Castellón, aunque barajé también empezar arte dramático, pues me encanta la interpretación. Mi pasión por el cine empezó de bien pequeña cuando mi abuela me enseñó una de las mayores joyas del cine para mí: Cantando bajo la lluvia. A partir de ahí mi relación con el séptimo arte fue a más. Veía cine, series, leía sobre cine y series, sobre actores, filmografías...¡lo que fuera! Los clásicos, el cine de terror y el romántico se convirtieron pronto en mis géneros de referencia...Y a día de hoy, a mis 23 añitos, quizá exceptuando gran parte del cine de acción, no le hago ascos a nada. ¿Será esto lo que llaman ser una cinéfila?

No existen comentarios

Añade el tuyo