Mary y la flor de la bruja (2017) de Hiromasa Yonebayashi – Crítica

«Mary y la flor de la bruja es una recomendable y entretenida película que divierte tanto a menores como mayores. Los primeros disfrutarán de las aventuras de la pequeña protagonista y los segundos también, pero ademas disfrutarán de un dibujo de calidad y del viaje de aprendizaje de la protagonista»

El próximo mes de setiembre Hiromasa Yonebayashi (1973) presenta su última obra de anime como director, que hace la numero tres de su carrera mientras prepara en estos momentos la que será la cuarta. Su estreno como director no pudo tener mejor acogida, ya que en 2010 se presentó con Arrietty y el mundo de los diminutos (7/10), si bien en aquel caso lo hizo bajo el paraguas del gran Hayao Miyazaki, que fue uno de los responsables del guión. En 2016 nos llegó su segunda película de anime como director y la primera en la que participaba en el guión, al igual que en el caso de la que nos ocupa. Pero, a diferencia de las dos primeras que fueron guiones largamente preparados por Miyazaki y que dada su avanzada edad dejaba en manos de un discípulo aventajado su traslado a la pantalla, en  esta última ya no cuenta con la participación del maestro. A pesar de que como vemos, asistimos a sus primeros pasos en el mundo de la dirección y del guión del anime, Yonebayashi no es un principiante en absoluto. Atesora una larga experiencia de colaboración como Animador Jefe en muchas de esas 13 obras del genero en las que ha trabajado desde que en 1997 participara en La princesa Mononoke del ya mencionado Hayao Miyazaki y posteriormente en otros films capitales del mismo autor como El viaje de Chihiro, Ponyo en el acantilado, El viento se levanta, El castillo ambulante o de otra figura clave del anime del que fuera socio de Miyazaki en los míticos Studio Ghibli Isao Takahata en Mis vecinos los Yamada. Algunas de ellas obras maestras que todo buen aficionado del anime atesora en su memoria, y que a Yonebayashi le han proporcionado una inestimable experiencia que le ha permitido afrontar su trabajo con una madurez que se percibe claramente en su trayectoria.

Es necesario advertir que conviene no llegar tarde a la película ya que comienza con una trepidante secuencia de acción plena de imaginación y fantasía desbordante. Estamos ante una obra tanto para niños como para adultos, con diferentes niveles de lectura para unos y otros, pero plenamente disfrutable y recomendable para ambos. No alcanza el nivel del maestro, pero en cualquier caso estamos ante un film apreciable.

Como en sus trabajos anteriores, en lo que se está convirtiendo en una seña de identidad, la película se basa en una obra literaria de una escritora inglesa, Mary Stewart en este caso, donde la protagonista es nuevamente una chica solitaria en un país occidental, en este caso Inglaterra, y cuenta la historia de una niña, que va con sus tías a un pueblo de la campiña inglesa una semana antes de que comiencen las clases, mientras espera que lleguen sus padres. Allí, tras la secuencia inicial que comentábamos, vamos conociendo el pequeño mundo de la granja y sus personajes, descrito con delicadeza gracias a un dibujo detallista y luminoso propio de la Línea Clara, es decir fondos trabajados con detalle, una cuidada direccion artística y un delicioso ritmo tranquilo que nos descubre poco a poco unos inesperados mundos cercanos al de la protagonista, que la arrastrarán a vivir unas aventuras narradas como decíamos con imaginación desbordante, en lo que se convierte para ella en un auténtico viaje iniciático en el que irá aprendiendo las valores de la vida.

Un pequeño apunte final. La versión que se proyectó en el pase de prensa era en VOSC, una circunstancia innecesaria a nuestro entender, ya que además de estar ambientada en Inglaterra y tratándose de dibujos hablados en japonés, la interpretación en su lengua original no aporta nada al conjunto de la obra, al menos en mi caso no poseo el placer de hablar japonés, y teniendo como tenemos en España una excelente plantel de actores dobladores, permitiría fijarse como hemos explicado antes en el excelente trabajo desarrollado en el dibujo, que no se disfruta en su totalidad al estar pendientes de los subtítulos. Si a eso añadimos que, para el gran público es un obstáculo la VO, creo que en su distribución comercial la versión doblada no asustaría a ésos espectadores que se acercan al anime con precaución.

En definitiva, estamos ante una recomendable y entretenida película que divierte tanto a menores como mayores. Los primeros disfrutarán de las aventuras de la pequeña protagonista y los segundos también, pero ademas disfrutarán de un dibujo de calidad y del viaje de aprendizaje de la protagonista.


Sinopsis Mary es una niña que vive con su tía abuela Charlotte en el campo, donde no pasa casi nada. Un día sigue a un misterioso gato hasta el bosque y descubre un viejo palo de escoba y una extraña flor que sólo florece cada siete años en ese mismo bosque. El palo de escoba y la flor llevarán a Mary por encima de las nubes hasta llegar a Endor College, una escuela de magia dirigida por Madam Mumblechook y el brillante Doctor Dee. Pero allí suceden cosas terribles y después de mentir, Mary tendrá que arriesgar su vida para que todo vaya bien.
País Japón
Dirección Hiromasa Yonebayashi
Guion Riko Sakaguchi
Música Takatsugu Muramatsu
Género Animación
Duración 103 min.
Título original Meari to majo no hana
Estreno 07/09/2018

Calificación7
7

Comparte este artículo

Chusé Inazio Felices

Fundador en su juventud, en la Zaragoza de los años 80 junto a otros apasionados del cine, de la Cooperativa Cinezeta, con la cual dio sus primeros pasos en el mundo del Súper 8, ha mantenido siempre un profundo interés por el mundo cinematográfico que, entre otras cosas, se ha puesto de manifiesto en sus escritos para la prensa a través de sus colaboraciones para El Siete de Aragón creando la sección Cuadernos desde el Guadarrama y posteriormente, en la publicación de su libro Aragón desde el Guadarrama (1993), en el que podemos leer artículos como Mujeres, Guiones y Cintas de Video o Aragoneses de Cine, donde da muestra de su cinefilia. Partidario de la máxima de su compatriota Baltasar Gracián, siempre se ha propuesto escribir críticas breves pero concisas y rigurosas a tono con los tiempos que vivimos y la falta de tiempo que nos abruma. Interesado por un cine diferente, ya sea de otros países o culturas, el anime y por supuesto el cine negro y el clásico.

No hay comentarios

Añade tu comentario