Las mejores comedias de terror

La primera narración que puede enmarcarse dentro del subgénero de las comedias de terror es un relato titulado La leyenda de Sleepy Hollow, escrito en 1820 por Washington Irving. Los lectores de la época comentaban que te hacía reír en un instante y gritar en el siguiente.

Tenemos que saltar hasta 1914 para encontrarnos con la primera referencia de una película de este tipo. Se trata de The Ghost Breaker, dirigida por Cecil B. DeMille y Oscar C. Apfel. Nosotros, me refiero a nuestros contemporáneos, ya no podemos disfrutar de ella pues la película se ha perdido. Lo mismo ha ocurrido con su primer remake, The Ghost Breaker (1922) de Alfred E. Green.

Si nos queda algún consuelo, es poder visualizar un nuevo remake de 1940 llamado The Ghost Breakers, titulado en España como El castillo maldito.

Desde entonces, se han rodado infinidad de comedias de terror. Algunas de las más representativas son La tienda de los horrores (1960) de Roger Corman, El baile de los vampiros (1967) de Roman Polanski, El jovencito Frankenstein (1974) de Mel Brooks, The Rocky Horror Picture Show (1975) de Jim Sharman, El ataque de los tomates asesinos (1978) de John De Bello, Un hombre lobo americano en Londres (1981) de John Landis, Gremlins (1984) de Joe Dante, Los cazafantasmas (1984) de Ivan Reitman, Bitelchús (1988) Tim Burton, La familia Addams (1991) de Barry Sonnenfeld, Pesadilla antes de Navidad (1993) de Henry Selick, El retorno de las brujas (1993) de Kenny Ortega, El día de la bestia (1995) Álex de la Iglesia, Abierto hasta el amanecer (1996) de Robert Rodriguez, Zombies party (2004) de Edgar Wright, La novia cadáver (2005) de Tim Burton, Death Proof (2007) de Quentin Tarantino, Planet Terror (2007) de Robert Rodríguez, Bienvenidos a Zombieland (2009) de Ruben Fleischer y Mike Johnson, o la más reciente Déjame salir (2017) de Jordan Peele.

Mención especial merece la trilogía Evil Dead de Sam Raimi: El ejército de las tinieblas (1992), Terroríficamente muertos (1987) y Posesión Infernal (1981).

Como es habitual en El Cine en la Sombra, en la lista de las mejores comedias de terror que os proponemos a continuación no incluiremos las películas citadas anteriormente, por considerar que son conocidas por la gran mayoría de vosotros. Nuestra intención es aportar nuevas recomendaciones, menos conocidas e igual de disfrutables.

Otras listas relacionadas con el tema son Las mejores películas de terror y Las comedias más crueles.


Ana y el apocalipsis (2017) de John McPhail


La visita (2015) de M. Night Shyamalan


I Am a Hero (2015) de Shinsuke Sato


The Final Girls (2015) de Todd Strauss-Schulson


Deathgasm (2015) de Jason Lei Howden


Lo que hacemos en las sombras (2014) de Taika Waititi y Jemaine Clement


Tusk (2014) de Kevin Smith


La cabaña en el bosque (2012) de Drew Goddard


John muere al final (2012) de Don Coscarelli


Grabbers (2012) de Jon Wright


Attack The Block (2011) de Joe Cornish


Chillerama (2011) de Adam Green, Joe Lynch, Adam Rifkin y Tim Sullivan


Tucker & Dale contra el mal (2010) de Eli Craig


Rubber (2010) de Quentin Dupieux


The Cottage (2008) de Paul Andrew Williams


Fido (2006) de Andrew Currie


Desmembrados (2006) de Christopher Smith


Taxidermia (2006) de György Pálfi


La felicidad de los Katakuri (2001) de Takashi Miike


Terror Firmer (1999) de Lloyd Kaufman | El vengador tóxico (1984) de Michael Herz y Lloyd Kaufman


Mi novia es una zombie (1994) de Michele Soavi


Braindead (Tu madre se ha comido a mi perro, 1992) de Peter Jackson


¡Vampiros en La Habana! (1985) de Juan Padrón


El regreso de los muertos vivientes (1985) de Dan O’Bannon


Spider Baby (1968) de Jack Hill


Abbott y Costello contra los fantasmas (1948) de Charles Barton

 

VER MEJORES PELÍCULAS DE TERROR

 

VER COMEDIAS MÁS CRUELES

 

Comparte este artículo

Arturo G. Maiso

Viajero y cinéfilo. Director de Marketing en una plataforma de financiación participativa, CEO de AGM Comunicación Multimedia y director de El Cine en la Sombra.

No hay comentarios

Añade tu comentario