Las mejores películas latinoamericanas (no típicas)

La imagen que podéis ver a continuación muestra cuales son las mejores películas de cada país latinoamericano según la base de datos IMDB. Aparecen películas latinoamericanas conocidas internacionalmente como ‘Amores Perros‘, ‘Ciudad de Dios‘, ‘El secreto de sus ojos‘, ‘Whisky‘, ‘Machuca‘ o ‘María, llena eres de gracia‘. Efectivamente, todas ellas merecen la pena ser vistas y disfrutadas. Nosotros vamos a proponer unas cuantas películas más, que se suman a estas excelentes recomendaciones.

Las mejores películas latinoamericanas


Elegir las mejores películas latinoamericanas es una empresa complicada, puesto que hay un número elevadísimo de candidatas.

México cuenta actualmente con directores de la categoría de Iñárritu (‘Amores Perros‘) o Cuarón (‘Y tú mamá también‘). Arturo Ripstein (‘Profundo carmesí‘, ‘Principio y fin‘) continúa haciendo cine, y en el recuerdo todos tenemos al gran Buñuel (‘Los Olvidados‘, ‘El ángel exterminador‘, ‘Simón del desierto‘, ‘Él‘, etc.).

Argentina es la cuna de Adolfo Aristarain (‘Martin Hache‘, ‘Un lugar en el mundo‘, ‘Lugares comunes‘) y Juan Jose Campanella (‘El secreto de sus ojos‘, ‘El niño que grito puta‘, ‘El hijo de la novia‘), pero también de Eliseo Subiela (‘El lado oscuro del corazón‘, ‘Hombre mirando al sudeste‘), Héctor Oliveira (‘La patagonia rebelde‘) o Alejandro Doria (‘Darse cuenta‘, ‘Esperando la carroza‘).

Brasil ha visto crecer una generación excelente encabezada por Fernando Meirelles (‘Ciudad de Dios‘) y José Padilha (‘Tropa de Élite‘). Estos se unen a Walter Seles (‘Estación central de Brasil‘) y Héctor Babenco, un director argentino que, sin embargo, ha realizado sus mejores películas en Brasil (‘El beso de la mujer araña‘).

Colombia también muestra una gran salud cinematográfica, con directores como Andrés Baiz (‘Satanás, perfil de un asesino‘, ‘La cara oculta‘), Sergio Cabrera (‘La estrategia del caracol‘), Victor Gaviria (‘La vendedora de rosas‘), Joshua Marston (‘María llena eres de gracia‘), Carlos Moreno (‘Perro come perro‘), Simon Brand (‘Paraiso Travel‘) o Ciro Guerra (‘La sombra del caminante‘, ‘Los viajes del viento‘).

Chile no se queda atrás, y cuenta con grandes talentos. No hay más que escuchar nombres como Miguel Littin (‘Actas de Marusia‘), Andrés Wood (‘Machuca‘, ‘Violeta se fue a los cielos‘), Silvio Caiozzi (‘Julio comienza en julio‘) o Pablo Larraín (‘No‘, ‘El club‘).

Hemos nombrado ya decenas de películas esenciales para el cine latinoamericano. Sin embargo, haciendo honor al título del artículo, en el cual prometíamos nombrar películas menos conocidas, debemos realizar una lista de films que se encuentren “en la sombra”. Las mejores películas latinoamericanas.


 

O menino e o mundo (2013). Brasil.

O Menino e O Mundo

Una película de animación infantil que no excluye en absoluto al adulto. Vale la pena reivindicar la película de Alê Abreu.


 

– Prometeo deportado (2011). Ecuador.

Prometeo deportado

La película describe las vivencias de un grupo de ecuatorianos que van a ser deportados a su país. Está inspirada en las vivencias del propio director del film, Fernando Mieles.


 

– Retrato de un mar de mentiras (2010). Colombia.

Retrato de un mar de mentiras

Escrita, dirigida y editada por Carlos Gaviria, ‘Retrato de un mar de mentiras‘ es una potente y triste historia ganadora del premio a la mejor película iberoamericana.


 

– El infierno (2010). México.

El infierno

Luis Estrada es otro de los grandes directores mexicanos. Su cine comprometido políticamente y muy crítico ha dado obras como ‘Un mundo maravilloso‘, ‘La ley de Herodes‘ y sobre todo ‘El infierno‘.


 

A ojos cerrados (2010). Costa Rica.

a ojos cerrados

Film sencillo, pero cargado de significado.


 

La teta asustada (2009). Perú.

La teta asustada

Multipremiada y muy reconocida película de Claudia Llosa repleta de lirismo. Una de las mejores películas latinoamericanas de los últimos años.


 

– Historias extraordinarias (2008). Argentina.

historias extraordinarias

Una apuesta radicalmente distinta a ‘El dependiente‘, pero al menos tan extraña como aquella. Enérgica y absorvente. Escrita y dirigida por Mariano Llinás.


 

El baño del Papa (2007). Uruguay.

el baño del papa

Premiadísima película dirigida por César Charlone y Enrique Fernández. No es una película desconocida, pero tenía que estar en esta lista.


 

 Hamaca paraguaya (2006). Paraguay.

hamaca paraguaya

Ganó el Premio Fipresci en Un certain regard del Festival de Cannes. Film minimalista, extraño, de ritmo muy lento, pero con acusadas recompensas.


 

La frontera (1991). Chile.

Película pequeña en su forma y descomunal es su fondo. Opera prima de Ricardo Larraín que no ha podido igualar hasta la fecha.


 

– Confesión a Laura (1990). Colombia.

Confesión a Laura

Una larga conversación entre dos personas normales sustenta este gran film de Jaime Osorio. Fue realizada en la Habana, pero recrea fielmente la época de “El Bogotazo”. Muy buena.


 

– Caídos del cielo (1990). Perú.

Varias historias enmarcadas en Lima donde el amor, el drama y también el humor conviven a lo largo de tres generaciones.


 

– Oriana (1985). Venezuela.

Ganadora del Caméra d’Or en el Festival de Cine de Cannes, Oriana‘ es un drama ejemplarmente construido.


 

– Valparaíso mi amor (1969). Chile.

Aldo Francia crea un drama social sobre la infancia sencillo y que se siente muy cercano a la realidad. Quizá es precisamente por esto por lo que se muestra tan efectiva emocionalmente.


 

El dependiente (1969). Argentina.

El dependiente

Dirigida por Leonardo Favio y basado en el cuento de Zuhair Jorge Jury, El dependiente‘ es una película ante todo diferente. Valiente, extraña, poética. Puede que no le guste, pero si yo fuera usted, me arriesgaría.


 

– Yawar mallku (La sangre del cóndor) (1969). Bolivia.

Yawar Mallku

Cine de denuncia centrado en la esterilización de mujeres campesinas por miembros del llamado Cuerpo de Paz de Bolivia. Muy auténtica.


 

– La muerte de un burócrata (1966)

Tomás G. Alea es con diferencia el mejor director que Cuba ha dado. Además de ‘La muerte de un burócrata‘, suyas son varias de las más exitosas películas de este país: ‘Memorias del subdesarrollo‘, ‘Fresa y chocolate‘, ‘Guantanamera‘, etc.


 

O Pagador de Promessas (1962). Brasil.

pagador de promesas

Palma de Oro en Cannes y nominada al Oscar a la mejor película de habla no inglesa, ‘O Pagador de Promessas‘ fue un éxito en ciertos países de Europa y en Estados Unidos, aunque en su propio país no fue bien recibida.

Actualmente, se trata para muchos de una película desconocida.


 

– Macario (1960). México.

macario

Nominada a la Palma de Oro en Cannes y al Oscar a la mejor película de habla no inglesa, ‘Macario‘ esta dirigida por Roberto Gavaldón y basada en una novela de Bruno Traven, inspirada a su vez en un cuento de Hermanos Grimm. El tema central del film: la muerte.


 

– El esqueleto de la señora Morales (1959). México.

el esqueleto de la señora morales

Una de las mejores películas latinoamericanas y mexicanas de la historia, enmarcada dentro de la llamada Época de Oro del cine de este país. En México se trata de un film muy apreciado, pero fuera apenas se conoce. Dirigida por Rogelio A. González, y con un reparto en estado de gracia, la cinta es uno de los mejores ejemplos de comedia negra que se han rodado jamás.


 

– Rosaura a las diez (1958). Argentina.

Una de las grandes películas latinoamericanas y argentinas de todos los tiempos, y que, sin embargo, no ha tenido la repercusión merecida fuera de sus fronteras. Dirigida por Mario Soffici y basada en la famosa novela homónima de Marco Denevi, ‘Rosaura a las diez‘ es una excelente cinta perteneciente al género del cine negro.

Vuestras aportaciones son importantes para completar la lista.

Share this post

Arturo G. Maiso

Viajero y cinéfilo. Director de Marketing en una plataforma de financiación participativa, CEO de AGM Comunicación Multimedia y director de El Cine en la Sombra.

12 comments

Añade el tuyo
  1. beto 5 marzo, 2015 at 10:35 Responder

    De colombia faltan peliculas como la gente de la universal, sistole y diastole, aguilas no cazan moscas, el baul rosado, el carro, los niños invisibles, los viajes del viento. Que aunque muchas son de un cine de comedia pueden bien ser reflejo de un buen cine colombiano. Pdt: el titulo de la pelicula q se menciona en el articulo es “la estrategia del caracol”, quizas para una inmensa mayoria de colombianos la mejor pelicula colombiana, muy por encima de maria llena eres de gracia.

  2. Estefania 7 marzo, 2015 at 01:04 Responder

    Sin duda alguna la mejor película colombiana es “la estrategia del caracol”, falto otra grande latinoamericana como ” el secreto de sus ojos” de Argentina.

  3. Tatiana López 1 abril, 2015 at 19:09 Responder

    Y se sigue la lista de películas colombianas, Cóndores no entierran todos los días, una película bien hecha, con la espectacular actuación de Frank Ramírez, producida antes que las que nombran, es un film que no debe faltar en esta lista.

  4. Claudia 9 mayo, 2015 at 01:29 Responder

    Mexicanas, que es el cine con el que estoy mas familiarizada, hay muchas pelicula buenas; Presagio, con guion de Garcia Marquez, El lugar sin limites de Ripstein, por mencionar algunas; argentinas tambien hay muy buenas peliculas, Sur, Invasion, con guion de Borges y Bioy C. pero hace poco tiempo me gustó por su frescura y porque desconocia el cine paraguayo, 7 cajas. Cine bueno el nuestro pero con poca difusion.

  5. Gonzalo 9 mayo, 2015 at 03:22 Responder

    La lista no considera a un gran cineasta chileno, tal vez el mejor, claro que hay que señalar que desarrolló gran parte de su obra en Francia. Sin embargo, Raúl Ruiz filmó en Santiago de Chile, antes de partir al exilio producto del Golpe de Estado militar de 1973, y al menos dos de las películas de este período merecen ser incluidas: “Tres tristes tigres” (1968), inspirada en la obra homónima del dramaturgo chileno Alejandro Sieveking, y “Palomita blanca”, filmada en su totalidad en 1973, pero estrenada recién en 1992, luego de ser reeditada por Ruiz, y basada en la novela homónima del escritor chileno Enrique Lafourcade. Ambos films, al igual que numerosas otras obras de la época francesa del director, renovaron la estética del cine chileno y describen una fiel representación de la idiosincrasia de Chile, con todas sus contradicciones, incoherencias y subdesarrollo, desde un prisma bastante analítico e intelectual. Saludos!

  6. Jorge 15 agosto, 2015 at 09:56 Responder

    Una muy buena pelicula peruana no muy conocida es Cuentos inmorales, de Francisco Lombardi y otros, basado en algunos cuentos peruanos, me encanto.

Publica un nuevo comentario