Películas sobrevaloradas: Malas películas con buenas críticas

Esta lista de películas sobrevaloradas pretende recopilar algunas obras que considero mediocres o directamente malas, pero a las cuales la crítica ha alabado mayoritariamente. Al igual que la anterior lista publicada, buenas películas con malas críticas, este artículo pretende restituir, en la medida de nuestras posibilidades, una serie de injusticias critico-cinematográficas. Lo que ocurre que, esta vez, en vez de reivindicar películas meritorias que han sido vapuleadas, vamos a vapulear algunas películas que han recibido alabanzas, desde nuestro punto de vista, poco justificadas. Ruego nadie se ofenda por nuestras opiniones. Siempre trataré de argumentarlas.

De la misma manera, quisiera dejar claro que esta NO es una lista de películas buenas que no me gustan, puesto que considero que una lista de estas características sería poco útil para el usuario. Lo que buscamos es poner en duda el valor cinematográfico de algunas películas sobre las que, por uno u otro motivo, existe cierto consenso positivo, y sobre las cuáles nosotros albergamos una opinión muy diferente.

No todas estas películas son un desastre, pero sí que creemos que se sitúan por debajo de la valoración general que se tiene de ella. Por ello, pensamos que son películas sobrevaloradas.

Al final del artículo podéis votar que películas de esta lista consideráis que están más sobrevaloradas. Por supuesto, si se os ocurre alguna más, no dudéis en dejar un comentario.


The Assassin (2015) de Hou Hsiao-Hsien

The Assassin

“Una de las películas más incuestionablemente bellas, elegantes y magnéticas vistas en mucho tiempo. Cine mayúsculo. Lo que hace el director es básicamente reinventar un género entero”. Luis Martínez, Diario El Mundo.

Premio al mejor director en Cannes, y obra ensalzada por un montón de críticos que saben mucho de esto. Por lo que a mi respecta, no se la recomendaría ni a mi peor enemigo. Percibo y reconozco la belleza de sus imágenes. Todo lo demás, no.

Tras ver The Assassin valoro todavía más el trabajo de directores como Lynch y sobre todo Won Kar Wai, capaces de atraparme con narraciones inconexas e incluso, en algunos casos, ininteligibles. Entiendo que el cine tiene valor en tanto en cuanto nos transmite emociones o ideas. Esto puede conseguirse a través de una historia explícita, o sin ella. Pero si una película está sustentada exclusivamente en la belleza de sus imágenes, y estas imágenes no te suscitan nada más, esa película no se aguanta por más de un breve espacio de tiempo.


Nymphomaniac (2013) de Lars von Trier

Nymphomaniac

“Sí, es provocativa, divertida, inteligente, irónica y desafiante (aunque nunca sexy), pero también es un proyecto extraordinario lleno de atrevidas y profundas interpretaciones”. Mark Adams, Screendaily.

4 Nominaciones a los Premios de Cine Europeo y una enorme expectación acompañaban al estreno en 2013 de Nymphomaniac. El resultado fue una de las peores películas Lars von Trier. Forzada, inverosímil, pedante… contiene todos los defectos que se le atribuyen al director de Dogville, Bailar en la Oscuridad o Rompiendo la Olas, y que en estás películas yo, al menos, no conseguí ver.


Gravity (2013) de Alfonso Cuarón

Gravity

“Maravilloso vals ingrávido de bisontes desbocados. Lo más sorprendente de «Gravity» es la oleada de emoción que su alta tecnología produce”  Oti Rodríguez Marchante, Diario ABC.

Ganó 7 Oscars. Casi todos de aspectos técnicos. Nada que reprochar.

Incluso al de mejor director me parece aceptable, pues su trabajo en este rol es ciertamente bueno. La primera media hora, con el plano secuencia con que abre la película, es espectacular. Pero no hubiera sido injusto que Cuarón se hubiese llevado también el Razzie al Peor Guión, por su continuada resolución absurda de situaciones y unos cuantos diálogos muy malos (y mira que hay pocos a lo largo de todo el metraje).


Holy Motors (2012) de Leos Carax

“Una de las más bellas películas sobre cine y el arte de la narración como necesidad para contarnos a nosotros mismos y a los demás.” Daniel De Partearroyo, Cinemanía.

Mejor película en el festival de Sitges, arriesgada, radical, con aspiraciones claras a película de culto. No os imagináis las ganas con que comencé a verla. Otra película sin hilo narrativo claro, cuyas escenas por sí solas no logran atrapar la atención del espectador. O al menos, este fue mi caso.


War Horse (2011) de Steven Spielberg

“Una película extraordinaria, sobrecargada de fuerza y energía, donde el cineasta revela pleno dominio de su elocuencia expresiva”. Jordi Costa, Diario El País.

Un episodio de locura generalizada en la Academia de Hollywood (que suele darse cada ciertos años, por cierto) desembocó en 6 nominaciones para la peor película en la carrera de Steven Spielberg. Había pensado en poner unos cuantas obras maestras con menos nominaciones que War Horse, pero tampoco me quiero poner de mal humor, ni ponerles a ustedes. War Horse se me asemeja a una persona que no se acepta a sí misma y trata de mostrarse en todo momento más guapa, alta, simpática, sensible y profunda, ymientras que lo que transmite es mucha artificiosidad y un poco de estupidez.


Origen (2010) de Christopher Nolan

Origen

“Apasionante. Una de las obras mayores del cine fantástico contemporáneo”. Quim Casas, Diario El Periódico.

Otros 4 Oscars para Nolan, a quien reconozco enormes cualidades y defectos. Cuando los primeros asoman más que los segundos, es capaz de componer películas asombrosas: El Caballero Oscuro, Memento, Interstellar. Pero su excesivo gusto, a mi entender, por los giros argumentales, el efectismo, la pomposidad, y una manera de rodar un tanto fría, me han alejado de películas como OrigenEn mi opinión, es esta una de las películas más sobrevaloradas.


El proyecto de la bruja de Blair (1999) de Daniel Myrick y Eduardo Sánchez

“Un ejemplo genial de cómo hacer algo partiendo de nada. Nada más que la imaginación, y una estrategia empresarial que debería ser estudiada en las escuelas de cine de todas partes”. New York Times.

Premio de la Juventud en Cannes y Premio John Cassavetes en los Independent Spirit, esta película ha pasado a la historia por su inteligentísima campaña de promoción. La película fue un éxito empresarial y un absoluto fracaso cinematográfico. Ha quedado demostrado que los nuevos espectadores que visionan la película, ya lejos del revuelo y las promesas de su campaña promocional, tienen verdaderas dificultades para pasar miedo, e incluso siquiera entretenerse.


American History X (1998) de Tony Kaye

“Brutal. Pone el listón cinematográfico inalcanzable”. Beatrice Sartori, Diario El Mundo.

Os dejo un enlace a un artículo que escribí hace bastantes años argumentando por qué no me gusta American History X.


Corazón Salvaje (1990) de David Lynch

“Espasmódicamente violenta, salvajemente divertida y fascinantemente erótica”. Variety.

Lynch es un genio, pero no todas sus películas son geniales. No lo es, en nuestra opinión, Corazón Salvaje, a pesar de haber estado nominada a un Oscar y haber ganado una Palma de Oro en Cannes. Es una película excesiva, llevada al límite de manera premeditada, una supuesta oda a los instintos más bajos. Suena bien, ¿verdad? Pues no. La película es irritante, y esta gobernada por unos personajes paródicos y una total ausencia de emoción.


Easy Rider (1969) de Dennis Hopper

Easy Rider

“Dice mucho menos de lo que se escribió, pero posee una extraña capacidad de fascinación”. Fotogramas.

Mejor Opera Prima en el Festival de Cannes y 2 nominaciones a los Oscar avalan a una película que fue un rotundo éxito en su estreno y ha sido un símbolo para algunos motoristas y amantes de la contracultura. Desde luego, son muy apreciables las ideas de libertad y reacción a los valores establecidos. Son ideas con las que me identifico profundamente, y por ello escuece más aún la manera en que Easy Rider las plasma.

No estoy de acuerdo con quien dice que la razón por la cuál la película naufraga es que nos muestra a dos señores encima de una moto durante la mayor parte del tiempo. Tenemos Una historia verdadera de David Lynch, sobre un anciano que viaja 500 kilómetros sobre un cortacésped o Dolls, de Takeshi Kitano, sobre una pareja que camina en silencio durante prácticamente toda la proyección. Y ambas son espectaculares. El problema no es que no ocurre gran cosa, sino que la película es fea, tosca, y tiene a unos personajes poco interesantes que utilizan esa libertad de una manera poco interesante. Sólo se salva la música en una de las películas más sobrevaloradas de la historia.


¿Qué películas están más sobrevaloradas?

¿Cuáles no recomendarías ni a tu peor enemigo?

Comparte este artículo

Arturo G. Maiso

Viajero y cinéfilo. Director de Marketing en una plataforma de financiación participativa, CEO de AGM Comunicación Multimedia y director de El Cine en la Sombra.

2 comentarios

Añade tu comentario
  1. cesar 29 diciembre, 2017 at 17:38 Responder

    Pues yo añado que insterestellar me parece igual de mala que origen. En cambio American history x, tiene una violencia no física en escenas de bronca que te dejan mudo, eso yo se lo reconcozco, por lo demás de acuerdo con todo.

Escribe un nuevo comentario