Roman J. Israel, Esq. (2017) de Dan Gilroy – Crítica

«Roman J. Israel, Esq. induce a hacer una reflexión sobre moralidad y cambios sociales. Denzel Washington está espectacular »

Esta película relata el cambio radical que sufre la vida de Roman J. Israel, un abogado idealista que trabaja en un modesto despacho en Los Ángeles. Su vida personal y profesional da un cambio de 180º para verse envuelto en un asunto turbio que lo lleva a descubrirse en una personalidad de aristas completamente diferentes.

Denzel Washington está espectacular. La película no tanto, pues conmueve y aburre a partes iguales. Es desconcertante. Vemos un personaje impropio para este actor: un lobo solitario, activista, comprometido, introvertido y muy singular, estancado en la moda y el ideario de los años 60 y 70. El estudio de composición de esta interpretación contiene una originalidad agradable, mientras que gran parte del trabajo audiovisual es ambiguo y lento, demostrando un cuidado por la acción demasiado intencionado.

Este ritmo, que incita al espectador a admirar cada escena, provoca que no se pueda profundizar en ninguno de los temas a los que parece acercarse. Todo este metraje, además, está calado de diálogos que conforman metáforas, hipótesis, citas históricas, estratos filosóficos y nociones del lenguaje jurídico que se apoyan de forma natural en la imagen. Un punto a apreciar de Roman J. Israel, Esq. es cómo se sostiene y entrelaza lo visual con la narrativa.

Roman J. Israel, Esq. induce a hacer una modesta reflexión sobre moralidad y cambios sociales, ejemplificado mediante el resurgimiento del activismo, una lucha que se ha renovado sustancial y sistemáticamente. Esta crítica es como un espejo para la situación actual de la defensa de los derechos civiles, aunque también inscribe una pequeña discusión sobre el sistema penal y policial de Estados Unidos. Esto se remarca mediante el paralelismo de la aventura de tres semanas en las que Roman se aleja de su carácter revolucionario para ascender socialmente, algo que nunca le había preocupado. Trasladándose desde un bufete que combate las injusticias por cuestión de raza hasta otro que se preocupa por hacer caja. Una crítica negativa sobre las complejidades del sistema legal que se queda en poco.

Durante el visionado no se sabe muy bien qué cuenta, cuál es el motor y en qué fase de la historia se encuentra, pues guía casi directamente de la introducción al desenlace. Este hilo conductor está empapado de una tensión que parece llevar al espectador hacia un final apoteósico, que no es tal, ya que se convierte en una obviedad casi pesada. Es decir, la estructura de la historia se desinfla hacia el final, encontrando semejanzas con la vida del personaje, que pierde el rumbo de su carrera cuando está más que consumada.

El desenlace es una argamasa de acciones apresuradas llenas de dramatismo, una conclusión que naufraga, fallando en su mensaje por ser tan evidente.

Esta es la segunda obra de Gilroy como director después de Nightcrawler (2014). Con esta película, Washington ha sido nominado a mejor actor -su octava nominación- a los Oscar, a los premios del Sindicato de Actores y los Globos de Oro. Algunas de sus películas más destacadas son Malcolm X (1992), Philadelphia (1993), The Hurricane (1999), Training Day (2001) o Fences (2016).

Sinopsis Roman J. Israel, Esq se sitúa en el lado oculto del saturado sistema penal de Los Ángeles. Denzel Washington interpreta a un abogado defensor idealista y con vocación, cuya vida cambia drásticamente cuando su mentor, un icono de los derechos civiles, muere. Cuando es contratado por una empresa dirigida por uno de los antiguos estudiantes del legendario hombre, el ambicioso abogado George Pierce, y comienza una amistad con una joven luchadora por la igualdad de derechos una turbulenta serie de eventos desafían el activismo que siempre ha definido la carrera de Roman.
País Estados Unidos
Dirección y guion Dan Gilroy
Música James Newton Howard
Fotografía Robert Elswit
Reparto Denzel Washington, Colin Farrell, Carmen Ejogo, Sheelly Hennig.
Género Drama
Duración 129 min.
Título original Roman J. Israel, Esq.
Estreno 04/05/2018

Calificación6
6

Comparte este artículo

Alba Puerto

Estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual; me interesa la política internacional, la cultura, los movimientos sociales y la innovación tecnológica. Por ello soy articulista en medios digitales, locutora, columnista y Coordinadora General de un proyecto de UNICEF dentro de las universidades españolas.

No hay comentarios

Añade tu comentario