Custodia compartida (2017) de Xavier Legrand – Crítica – Actual 2018

Custodia compartida

«Custodia compartida es absorbente. La película tiene las maneras del cine que adoro: personalidad, ritmo lento, estilo seco. Esto no quiere decir que sea aburrida. ¡Todo lo contrario!»

Tras el éxito cosechado en los festivales de San Sebastián -Premio del Público al Mejor Film Europeo- y Venecia -Mejor director y Mejor Ópera Prima-, Custodia compartida llega a Logroño como una de las apuestas más atractivas de la presente edición del Actual. Es una buena película, sobre la que no conviene dar demasiada información, pues conocer detalles de su desarrollo puede lastrar la sorpresa y eficacia del filme. En consecuencia, trataré de ser cuidadoso y guardarme algunos asuntos que me hubiera gustado comentar.

Custodia compartida es inteligente. Va desgranando la trama lentamente, dosificando la información con astucia y, lo que es más importante, siempre de manera justificada. Me explico: la película no va revelando sus cartas de manera caprichosa, la información que se nos oculta suele ser la que los personajes no desean mostrar al exterior. De tal manera, que el espectador permanece en un estado de duda constante.

Custodia compartida es efectiva. A pesar de transcurrir con esa ambigüedad deliberada durante la mayor parte del metraje, es muy clara en aquello que quiere transmitir. El espectador difícilmente podrá exponer argumentos en contra.

Custodia compartida es sobrecogedora. Prefiere, creo que con gran acierto, detenerse en la (espantosa) cotidianidad del niño protagonista. Mostrar con ritmo pausado una pesadilla.

Custodia compartida es absorbente. La película tiene las maneras del cine que adoro: personalidad, ritmo lento, estilo seco. Esto no quiere decir que sea aburrida. ¡Todo lo contrario! ¡Cuántas películas de ritmo vertiginoso aburren hasta a las ovejas!

Si ayer decíamos que las interpretaciones en El insulto eran notables, los actores de Custodia compartida realizan un trabajo excepcional: Léa Drucker (La habitación azul), interpretando a la madre; Denis Menochet (Les adoptés), al padre; y sobre todo Thomas Gioria, quien deslumbra en su primera película como actor. 

Drucker y Menochet ya eran los padres protagonistas del mediometraje Antes que perderlo todo, por el que Xavier Legrand fue nominado al Oscar y logró el César al Mejor Cortometraje. Semejante éxito impulsó al director a rodar Custodia compartida, su primer largometraje, siguiendo la línea argumental de aquél.

Recomendo encarecidamente no perderse esta película que se estrenará en España a finales de febrero.

Ver programación Actual 2018

Comparte este artículo

Arturo G. Maiso

Viajero y cinéfilo. Director de Marketing en una plataforma de financiación participativa, CEO de AGM Comunicación Multimedia y director de El Cine en la Sombra.

No hay comentarios

Añade tu comentario