La bruja (The Witch, 2015), de Robert Eggers – Crítica

The Witch

«En The Witch se produce una magnífica bifurcación de historias: para los ojos de un contemporáneo, donde el miedo al Demonio está superado, es una historia sobre el miedo irracional; para una persona del siglo XVII, para los personajes, es una historia sobre el miedo a un elemento material.»

No se ha estrenado aún en España y ya una amplia mayoría ha apostado por convertir a The Witch: A New-England Folktale, del debutante Robert Eggers, en el nuevo clásico del cine de terror del siglo XXI. Tras su paso por Sundance, donde se llevó el galardón a Mejor Dirección, y haber inaugurado el Festival de Cine Fantástico de Sitges 2015, todo han sido críticas positivas para una película que, se debe añadir, tiene mucho a su favor siendo comparada con otros grandes éxitos, como El Bosque, de Shyamalan o incluso El Resplandor, uno de los pesos pesados de la cinematografía del inmortal Kubrick. El año pasado, con The Babadook, se vivió una expectación bastante similar, siendo también la opera prima de su directora, la australiana Jennifer Kent. Hay por eso también una cierta reticencia a aceptar afirmaciones como que The Witch será la película de terror de la década; una pasión precipitada somete a estos fenómenos aislados a una presión demasiado fuerte como para que el resultado sea siempre absolutamente satisfactorio.

Puede parecer, por las comparaciones que se le han hecho, que The Witch en realidad no presenta nada nuevo en el género del terror. El argumento es sencillo a simple vista y los recursos para desarrollarlo existen desde hace muchos años. Robert Eggers es consciente de ello y lo asume con mucha humildad, sin intentar ocultar cuáles son sus referentes. Es obvio que en el oficio de contar historias está todo inventando, y aun así sorprende el complejo que existe de crear algo que no sea nuevo; ese prejuicio coarta más la libertad del director que el uso de fuentes ya existentes. No pasa nada, y eso quedará claro en los primeros minutos de The Witch, si no estamos cambiando la historia del cine.

El argumento nace de una tradición histórica, literaria y mitológica que a Eggers, originario de Nueva Inglaterra, le toca muy de cerca. Situado en el siglo XVII, en pleno apogeo del asentamiento puritano en las colonias norteamericanas, una familia de colonos es expulsada de la comunidad y obligada a vivir en una granja situada en un siniestro bosque. La presencia del Maligno es un acoso constante y la paranoia asciende a niveles que a nosotros, por la distancia temporal, se nos escapa.

La pregunta es obligada para muchos: ¿hay una bruja? ¿Existe ese elemento material de terror, indispensable en el cine de sustos, o el miedo se consigue a través de lo psicológico, en algo similar a El proyecto de la bruja de Blair? Ambos recursos se han usado ya. El director lo sabe y por eso se encarga muy rápidamente de eliminar esa duda. En el siglo XVII, los puritanos llegaban a América dispuestos a establecer allí la Tierra Santa, una comunidad alejada de la corrupción religiosa del Reino Unido, libre para vivir según la Verdadera Palabra de Dios. Ésa era la vida real, y material, de los colonos; las desgracias que les pudiesen ocurrir allí, en tiempos de hambre y miseria, eran físicas, por tanto el Mal existía. En The Witch no se nos presenta a unos fanáticos religiosos, sino a una familia de la época acorde con la mentalidad de la época. Así que a la pregunta “¿Hay o no una bruja?”, Eggers da la respuesta más inteligente: para ellos, sí. Para ellos, ese miedo se materializaba ante todo aquello que no respondía a los preceptos de Dios. La paranoia generada alrededor de la existencia de brujas, sobre todo en el siglo donde se produjo la famosa persecución en Salem, sólo se entiende si uno llega a comprender que aquello, una pesadilla ficticia para nosotros, era para ellos una realidad.

Por ello, dentro de la simplicidad argumental de The Witch, se produce una magnífica bifurcación de historias: para los ojos de un contemporáneo, donde el miedo al Demonio está superado, es una historia sobre el miedo irracional; para una persona del siglo XVII, para los personajes, es una historia sobre el miedo a un elemento material. Eggers se toma muchas molestias, no obstante, en situar al espectador contemporáneo en el contexto: rodada íntegramente con luz natural, con un vestuario y atrezzo artesano y un inglés de la época, sin adaptaciones modernas, son elementos que intentan retroceder el tiempo, y así, poder empatizar con ese miedo. Obviamente, ciertas estridencias -es difícil trabajar con niños- impiden que la atmósfera sea todo lo realista que debiera ser, pero desde luego es más asumible para la mente actual que vómitos verdes y cabezas girando.

Pese a que no cumplirá las exigentes expectativas de muchos, sobre todo de aquellos que, más familiarizados con el cine de terror, dirán que no hay terror aquí, sino drama y psicología, The Witch ya ha conseguido mucho de su propósito, primero, al generar un interés tan grande hacia una película de poco presupuesto que casi se queda en el papel, y segundo, creando un debate que, ante un producto mediocre y carente de interés, ni siquiera se plantearía.

The Witch

Sinopsis Nueva Inglaterra en el año 1630. Una familia de colonos cristiana, formada por un matrimonio y sus cinco hijos, vive cerca de un bosque que, según las creencias populares, está controlado por un mal sobrenatural. Cuando su hijo recién nacido desaparece y los cultivos no crecen, los miembros de la familia se rebelan los unos contra los otros. Más allá de sus peores temores, un mal sobrenatural les acecha en el bosque cercano.
País Estados Unidos
Director Robert Eggers
Guión Robert Eggers
Música Mark Korven
Fotografía Jarin Blaschke
Reparto Anya Taylor-Joy, Ralph Ineson, Kate Dickie, Harvey Scrimshaw, Lucas Dawson, Ellie Grainger, Julian Richings, Bathsheba Garnett, Sarah Stephens, Jeff Smith
Productora Coproducción USA-Canadá-Reino Unido; A24 / Code Red Productions / Pulse Films / Scythia Films / Rooks Nest / Maiden Voyage Pictures / Mott Street Pictures
Género Terror
Duración 92 min.
Título original The Witch
Estreno 13/05/2016

Trailer

Calificación8.5
8.5

Share this post

No existen comentarios

Añade el tuyo